Los resultados económicos del consorcio de juegos de azar Gala Coral, fueron afectados por la prohibición de fumar en el Reino Unido, provocando una caída en las ganancias del grupo en cerca de un 10 por ciento.
Sin embargo, el director ejecutivo de Gala Coral, Dominic Harrison, aseguró al Financial Times que no esperaba que se produzcan más cierres de clubes de bingo.

Harrison también concluyó que la “fuerte caída” en la actividad de bingo ya está siendo cosa de pasado, “el comercio ha comenzado a recuperarse de los efectos de la prohibición de fumar y la eliminación de grandes máquinas de juego Jackpot”.

Para el año fiscal que terminó el 27 de septiembre del 2008, Gala Coral redujo el volumen de negocios en un 3 por ciento, mientras que la empresa tuvo que reembolsar 97 millones de euros de la deuda principal, y su balance de caja aumentó de 49 millones a 146 millones de libras.

Igualmente gozó de un flujo de caja neto de 314 millones libras, lo que le permitió renegociar sus convenios bancarios.