Chris Bell, CEO de la firma de apuesta británica Ladbrokes, ha presentado su renuncia después de estar dos décadas en los principales puestos directivos de este importante operador de juegos de azar online.
«Chris Bell ha hecho una valiosa contribución al crecimiento y el desarrollo de Ladbrokes durante sus 20 años con la empresa, y de nueve años como director ejecutivo”, expresó Peter Erskine, presidente de Ladbrokes.

Según Erskine, tanto la junta de directores como Bell acordaron de mutuo acuerdo que era el momento adecuado para buscar un nuevo liderazgo para el negocio.

Y que actualmente están en la búsqueda de un nuevo director ejecutivo para capitalizar la fortaleza de la marca de Ladbrokes y la posición de la compañía para una nueva era de crecimiento rentable

Bell se unió a Ladbrokes en 1991, convirtiendose en su director general en 1995. Finalmente se convirtió en CEO de la casa de apuestas, cuando esta se separó del grupo de hoteles Hilton International en febrero del 2006.

En los últimos 12 meses Bell ha sido fuertemente criticado por los fuertes descuentos de los derechos en octubre del año pasado que condujo a una ola de ventas cortas de acciones de Ladbrokes.

Esto provocó el traslado de Ladbrokes a Gibraltar en noviembre, después de años de presiones del gobierno británico sobre los impuestos del juego.