Nick Rust, director general de la casa de apuestas Coral, podría abandonar esta empresa con miras de ocupar un importante puesto dentro de la firma de juegos de azar inglesa Ladbrokes, según informó el Sunday Times ayer.
Richard Ames, actual jefe de apuestas al por menor de Ladbrokes, será promovido a director de operaciones con clientes, por lo que se espera que Rust ocupe esta vacante.

Rust, quien pasó 15 años en Ladbrokes antes de salir en el 2002 para unirse a BSkyB, sería el primer paso importante realizado por el recién instalado director ejecutivo de Ladbrokes , Richard Glynn, con el objetivo de reforzar su equipo directivo.

Glynn recientemente contrató a los consultores, Alix Partners, para llevar a cabo una revisión de las operaciones del corredor de apuestas.