Autoridades de la firma de apuestas británica Ladbrokes, revelaron en el día de hoy, los resultados económicos durante el tercer trimestre de este año, los cuales muestran que los ingresos netos del juego fueron de un 15 por ciento.
En la actualidad la empresa se encuentra un plan de restructuración de su deuda, con miras de reducirla de 962 millones a 687 millones de euros, y refinanciar el monto adeudado restante.

Ladbrokes atribuyó estas medidas a las malas ejecuciones de las cotizaciones de las apuestas de fútbol, ya que después de los primeros 66 partidos de la Liga Premier, sólo se han producido cuatro empates.

También los ingresos netos del póker durante un periodo de tres meses también se redujo en un 21 por ciento. Además los beneficios producto de los “Dips” de explotación de Ladbrokes, tuvo una reducción del 58 por ciento, llegando apenas a los 22.4 millones de euros, a diferencia de los 52.8 millones de libras alcanzados el año pasado.

«El tema de los derechos humanos es algo que la junta ha estado considerando desde hace tiempo. Los préstamos del Banco ha sido difícil en los últimos 12 meses. Además este trimestre no fue como lo esperábamos, debido, especialmente a los resultados de fútbol. Tenemos que tomar el nivel de endeudamiento por lo que sitúa a la estructura de capital en el lugar correcto para el futuro», expresó Christopher Bell, Director ejecutivo de Ladbrokes.