Al parecer la crisis económica también ha alcanzado al negocio de las apuestas por Internet, y es que la firma irlandesa Paddypower ha tenido un mes de enero para el olvido, cayendo sus acciones en un 18 por ciento, desde 13,10 euros a principios de año hasta 10,75 euros el pasado viernes.

Esto va de la mano con una reducción en las ganancias en las carreras de caballo, siendo en la primera vez en 25 años que el sector de las apuestas hípicas irlandesas descienden.

“El factor clave para la descalificación es la hipótesis de que el gasto en juego por parte de los consumidores en ambos canales, tanto en tiendas como por Internet, caerá por el debilitamiento de la economía, particularmente en Irlanda”, expresó Gavin Kelleher, analista de la consultora Merrion.

Asimismo Kelleher pronostica que los beneficios después de impuestos de Paddypower caerá un seis hasta algo más de 50m € en 2008, y casi seguro que desplomarán otra vez en 2009.