La firma de apuestas Paddypower podría trasladar su sede fuera de casa, según informó el jefe ejecutivo de la empresa Patrick Kennedy, esta posibilidad podría estarse considerando producto de las altas cargas impositivas que se registran en Irlanda.
En el 2009 Paddypower informó de un descenso del 15 por ciento en las utilidades antes de impuestos hasta 67.2 millones de euros. Esto a pesar de que la compañía cuenta con un volumen de negocio de cerca de un tercio de las apuestas deportivas realizadas en dicho país.

El descenso podría atribuirse a una mejor selección de los apostantes a la hora seleccionar a los ganadores, en particular en las carreras de caballos.

Sin embargo se considera como el principal culpable a la carga fiscal cada vez mayor, ya que año pasado la sociedad pagó alrededor de 18 millones de euros en impuestos y tarifas.

Con un aumento de sólo un uno por ciento en tributación sobre el volumen de negocios de apuestas, representaría 2,5 millones de euros menos en beneficios de explotación anual a la empresa.

Si la mudanza llega a llevarse a cabo, Paddypower le seguiría los pasos a William Hill, casa que decidió trasladarse a Gibraltar con miras de aprovechar las libertades impositivas que se registran en dicho territorio.