La reciente prohibición por parte de los Estados Unidos a las apuesta online, le costará a la firma Partybets alrededor de 250 millones de dólares (casi 200 millones de euros) en el 2º semestre 2006, para el cierre de sus operaciones es este país.
Esta Casa de apuestas presentó la semana pasada un informe donde sus cuentas referentes al 3er trimestre del 2006, presentaron un aumento en sus ingresos de cerca del 60 por ciento, un total de 337,2 millones de dólares.

Mientras que fuera de los EE.UU. alcanzó la cifra de 92 millones de dólares, un aumento del 158 por ciento en comparación al periodo anterior.

Basados en estos datos Mitch Garber, consejero delegado de la compañía se mostró optimista sobre el futuro de Partybets, y manifestó que la empresa ahora se va a focalizar en crecer tanto en Europa como en Asia.