Los ingresos del grupo partybets cayeron durante el tercer trimestre de este año a pesar de un aumento significativo de los ingresos del bingo impulsado por la adquisición del operador de bingo Cashcade.
La llegada de Cashcade en julio no fue suficiente para evitar la caída en un 31 por ciento de los ingresos el área de póquer, representando un 4 por ciento en las ganancias totales del grupo.

Mientras que en el sector de casino, estas aumentaron en un 8 por ciento con 49.2 millones de dólares, provocado por un mayor rendimiento del desempeño de los jugadores durante los últimos meses.

No todo fue malas noticias, ya que gracias a un cambio de estrategia de bote introducido en la primera mitad del año, lo que aumentó el premio máximo potencial disponible en las máquinas tragaperras a más de 4,2 millones de dólares, demostró ser especialmente popular entre los jugadores.

También influyó la adquisición por parte de partybets en julio del operador de bingo Cashcade, propietario de la marca Foxy Bingo. Gracias a todo esto el Bingo creció de manera exponencial, ganando 13,8 dólares, contrario a los 3 millones logrados durante el mismo periodo en el 2008.