Mitch Garber, ejecutivo principal de la firma de apuestas Bwin, ha calificado con fines “monopolistas”, la actual persecución que dice tener el Departamento de Justicia de Estados Unidos a las empresas de apuestas y casinos extranjeras que buscan clientes en esta nación norteamericana.
Estas declaraciones fueron hechas, después del apresamiento Peter Dicks, ejecutivo de casa de Miapuesta, lo cual provocó una bajada en 100 libras en la cotización de las acciones de esta compañía. La situación se ha nivelado una vez que Peter Dicks ha dimitido de su cargo.

Según Garber, las prohibiciones en Estados Unidos tienen como único objetivo proteger a la industria americana del juego, y no a los usuarios como alegan las autoridades de ese país.