Las firmas europeas dedicadas a las apuestas por Internet se han visto afectadas por una ley aprobada el pasado viernes por el Senado estadounidense, que prohíbe la realización de esta actividad en los Estados Unidos.
Lo que ha motivado, según a reseña el diario británico «Financial Times”, que una de las mayores compañías del sector, 888 Holdings, anuncie en el día de hoy la suspensión indefinida del servicio a sus clientes en EE.UU.

Asimismo fuentes cercanas a esta compañía, indican que las autoridades de 888 Holdings podrían hacer público un comunicado, aceptando el hecho de que este proyecto de ley tendrá un impacto negativo sobre sus negocios.

Esta nueva legislación prohíbe la utilización de tarjetas de crédito, cheques y giros electrónicos para hacer apuestas por Internet.

Otras firmas que se verán afectadas por esta resolución, son PartyGaming, la cual recibe más de tres cuartas partes de los ingresos desde los Estados Unidos, igualmente Sporting Bet la cual absorbe cerca de dos tercios de sus ganancias desde este país.