Uno de los congresistas más influyentes del ala demócrata, podría estar en la disposición de impulsar este año una ley que permita derogar la prohibición en Estados Unidos de las apuestas en Internet, según informó un asesor del Congreso.
«La presentación del proyecto de ley debería tener lugar el próximo mes», dijo el portavoz del presidente del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Barney Frank.

Esta legislación ha afectado de manera significativa los lazos comerciales con la Unión Europea, al punto que este organismo contempla demandar a Estados Unidos por obligar a ejecutar la prohibición de la apuestas en Internet en la Organización Mundial del Comercio.

«El señor Frank traerá una ley para derogar la UIGEA (ley que prohíbe las apuestas en la red, por sus siglas en inglés)», enunció el portavoz, refiriéndose a la normativa republicana aprobada en 2006, cuando el partido controlaba el Congreso y la Casa Blanca.

En ese entonces los partidarios de la prohibición alegaron que la actividad de juegos de azar online en páginas extranjeras se llevaban miles de millones de dólares de la economía estadounidense, afectando a las familias, y que servían como vehículos para el lavado de dinero.