Bilbao, 26 ago (EFE).- La empresa Euskal Kirol Apustuak (EKASA) ha abierto hoy en Bilbao la primera tienda de apuestas deportivas del País Vasco, después de obtener una de las tres licencias que concedió el Gobierno Vasco el año pasado y que regula este tipo de negocio.

«Queremos que sea una actividad para muchos usuarios y un espacio abierto y agradable para todo el público», ha explicado el director general de EKASA, José Vicandi.

De este modo, la empresa ha comenzado un plan de despliegue por toda la comunidad autónoma en el que, además de diversas tiendas, colocará máquinas de apuestas en establecimientos hosteleros.

Las apuestas, cuyo precio oscila entre un mínimo de 20 céntimos y un máximo de cien euros, se dirigirán a los eventos deportivos más típicos y universales, así como a otros más locales y propios del País Vasco como traineras o pelota.

Bajo las pautas que marca el Gobierno Vasco en su reglamento, esta empresa espera abrir once locales similares al inaugurado en Bilbao para final de año (cuatro en Vizcaya, cinco en Guipúzcoa y dos en Álava) y que se convertirán en 25, número máximo permitido, para el 2010.

La tienda, situada en el Casco Viejo bilbaíno y a cuyas puertas esperaban esta mañana varias decenas de personas, pretende ser «un espacio donde todos estemos cómodos y podamos mantener un discurso con el compañero de al lado», ha argumentado el director de Marketing de EKASA, Ibon Barandiaran.

Por ello, el local ha sido dividido en tres zonas diferenciadas. Nada más entrar, un gran panel estático lanza retos y desafíos sobre los eventos deportivos que se están disputando en ese momento. En otra zona, el personal aconseja y soluciona los problemas que puedan surgirle al jugador con las máquinas de autoservicio.

Y, en una zona más tranquila y cómoda, donde habrá máquinas expendedoras de bebidas y comida, el cliente puede disfrutar de la retransmisión deportiva completa.

Por otro lado, una de las grandes novedades desarrolladas por esta empresa han sido las máquinas de autoservicio que habrá en los establecimientos hosteleros. Según Barandiaran, serán unos terminales intuitivos y fáciles de usar con una modalidad de pago de premios muy sencilla.

Estas máquinas han sido solicitadas en 140 poblaciones del País Vasco y la empresa espera colocar 500, número tope que permite el Gobierno Vasco, para finales de este año.

El País Vasco es la segunda comunidad -tras Madrid- en la que se han comenzado a abrir este tipo de tiendas de apuestas deportivas.