Marzo de 2007 EFE MADRID.- El equipo Unibet ha calificado «inaceptable” el acuerdo al que llegaron la noche del lunes la Unión Ciclista Internacional (UCI) y los organizadores de las grandes vueltas para solucionar el conflicto del Pro Tour, según anunció el manager de la escuadra belgo-sueca, Jacques Hanegraaf.
El conflicto, que se produjo por la decisión de la sociedad ASO, organizadora de la París-Niza y del Tour de Francia, de no admitir para la rimera de estas carreras al Unibet, cuyo patrocinador exhibe una publicidad (apuestas deportivas) prohibida en Francia.

En contra, la UCI tomó la decisión de prohibir a los equipos Pro Tour participar en París-Niza, pero después de nueve horas de negociación, las grandes vueltas llegaron a un acuerdo para que los equipos participen en las pruebas que organizan Tour, Giro y Vuelta, pero sin comprometerse a la inclusión de dicho «team», lo mismo que en el caso del Astana, cuya participación se produciría por invitación, a pesar de que son equipos Pro Tour.

«Es inaceptable. Vamos a recurrir a las acciones judiciales pertinentes contra los organizadores y la UCI para hacer valer nuestros derechos», afirmó Hanegraaf. Según el dirigente de Unibet, «hemos invertido 32 millones de euros para integrarnos en el Pro Tour y tener una garantía de participar en todas las carreras del calendario y ahora se nos retira ese derecho, es inaceptable».

«El acuerdo del lunes no cambia nada nuestra situación y sigue dejando impreciso el futuro del ciclismo. Ellos (UCI y organizadores) ¿Han invertido nueve horas para llegar a ese acuerdo, para conseguir ese resultado? Para eso hubiera invertido menos de una hora», se quejó Hanegraaf.