El gobierno francés acusó este martes a las Casas de apuestas , Unibet y Williamhill, por la presunta utilización de la palabra Juventus con el fin de realizar publicidad indirecta de sus empresas en el partido del Real Madrid contra el Turín.
La acusación ha sido formalmente inicia ante el Tribunal de Primera Instancia, la cual establece el uso ilegal del nombre de un equipo deportivo con el fin de promover el negocio de las apuestas.

Mientras ambas empresas niegan los cargos, ofreciendo versiones parecidas del hecho. Unibet explica que el nombre sólo sirvió para identificar un juego en el que se propone una apuesta, y no como alegan, resaltar el nombre de la casa como marca.

Por otro lado Williamhill expresa que el uso de la palabra fue hecho de manera profesional evitando cualquier conexión comercial entre ella y la empresa, por lo cual no existía ningún riesgo de confusión.

Finalmente se espera que la sangre no llegue al rió, ya que se estima un posible arreglo que conllevaría al pago de un euro al equipo del calcio, Juventus, más los gastos legales que ascienden alrededor de 10 mil euros.