Las autoridades británicas prohibieron a cerca de mil compañías de apuestas en Internet, a publicitarse en el Reino Unido a partir de septiembre. Estas exclusiones fueron para las firmas que tenga como sus sedes, países que no tienen legislaciones lo suficientemente “rigurosas”.
Entre las naciones que figuran dentro de la prohibición están Costa Rica, las Antillas holandesas y Belice.

Mientras la que si están permitidos para seguir anunciándose en Inglaterra, son las empresas localizadas en lugares con baja fiscalidad, como la Isla de Man o Alderney, al igual que aquellas que se encuentren en el Área Económica Europea como Gibraltar.