La casa de apuestas williamhill proyecta al futbolista y ex capitán de la selección inglesa, David Beckham, como el máximo favorito para ser el primer propietario del Aston Martin One-77.
Esta firma de juegos de azar ha puesto en funcionamiento una singular apuesta, la cual consiste en quien será el primer dueño de este automóvil que con un precio de 2.3 millones de dólares, se coloca como el más caro del mundo.

Mientras que en segundo lugar entre los posibles compradores se encuentra el vocalista de Jamiroquai, Jay Kay, y el multimillonario ruso Roman Abramovich.

El Aston Martin One-77 es una verdadera obra de arte con carrocería de aluminio fabricada a mano, motor de 12 cilindros con 660 HP de potencia, una velocidad final de 350 km/hora y una aceleración de 0-100 km/hora en 3.5 segundos.