La comisión Europea autorizó a las firmas Codere y williamhill crear una empresa de apuestas deportivas en España, después de constatar que la operación no tendrá un impacto negativo en la competencia.

El organismo comunitario dio este veredicto después de llevar a cabo un análisis detallado sobre las posibles consecuencias que provocaría la unión de estas dos gigantes del negocio del juego de azar.

Se espera que estas compañías participen en un joint venture, con el fin de obtener una licencia para operar locales de apuestas en la Comunidad de Madrid.