La apertura al sector de las apuesta en la Comunidad de Madrid, genera alrededor de 9.500 puestos de trabajo directos y 22.000 indirectos, según cálculos de la Consejería de Hacienda.
Asimismo según precisó Hacienda en el mismo informe, las cantidades de jugadas representan más de 2,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) regional.

El gobierno madrileño ha otorgado tres autorizaciones para la organización y comercialización de apuestas a las empresas sportium, Intralot Iberia y Codere-William Hill.

Esta última comenzó a operar el paso miércoles bajo el nombre de ‘Victoria’ en el Bingo Canoe, donde la mayoría de los jugadores que asistieron, apostaron por que el Getafe Club de Fútbol ganaría al Valencia en el partido de final de la Copa del Rey, que se celebraba ese mismo día.

Se espera en los próximos días, que además de poder realizar las apuestas físicas, exista la disponibilidad para que los clientes puedan utilizar la modalidad de juego a través de Internet, en los mismos grados de protección.

Finalmente se informó que la Comunidad de Madrid ha modernizado la normativa con el fin de dar más libertad a los empresarios para ejercer esta actividad adaptando sus negocios a las demandas del público.