William Hill y GVC emitieron ayer un comunicado el cual confirma que ambas empresas están en las etapas preliminares de una posible oferta conjunta con el objetivo de adquirir a la casa de apuestas Sportingbet.
El rápido crecimiento que ha tenido Sportingbet en Australia es el principal motivo que tiene William Hill para entrar a esta puja, mientras que GVC tan interesados por sus posiciones en mercados grises tales como América del Sur.

La mayoría de los analistas consultados consideran que el acuerdo sería beneficioso para ambos grupos de accionistas, sin embargo estos están divididos sobre el costo a pagar por las acciones de Sportingbet, cantidades que estarían entre de 60p a 90p por acción.

El analista Numis Ivor Jones explica que el actual desempeño financiero Sportingbet es «muy por debajo» de su potencial y que tanto él como muchos de sus compañeros analistas esperan que se lleve a cabo una subasta que permite encontrar a un comprador dispuesto a pagar lo que esta compañía vale.