El operador de apuestas inglés williamhill no estará en la primera oleada de licencias que el gobierno danés otorgará con miras de regular el mercado de juegos de azar en línea de dicho país.
Según Matt Green, director de asuntos reguladores en William Hill Online, la compañía había iniciado los trasmites de solicitud de la licencia, pero decidió «detener» el proceso hasta que ellos pudieran asegurar que sus sistemas cumplen con las normas técnicas danésas.

Estas dificultades surgieron tras la huelga ocurrida en la oficina de la empresa en Tel Aviv, Israel, donde 185 empleados abandonaron sus puestos de trabajo en protesta por la renuncia de Eyal Sanoff y rumores de que las operaciones de William Hill serían trasladadas a Gibraltar.

El paro también se extendió rápidamente a los centros de servicio al cliente en Bulgaria y en Manila.

Esta situación habría dejado a William Hill sin los recursos necesarios para solicitar una licencia danés, lo que llevó al operador a dar prioridad a su aplicación en España, ya que considera a esa nación como un mercado más lucrativo.