La casa de juegos de azar Williamhill suspendió este miércoles las jugadas sobre el posible despido antes del fin de semana, del entrenador del Liverpool, Rafael Benítez.
«El nivel de interés por el despido de Rafa no tiene precedentes, con 300 llamadas registradas hoy (este miércoles) solamente», declaró un portavoz de WilliamHill.

Antes del cierre, la posibilidad de la salida de Benítez pasó de 20 contra uno a dos contra uno.

Mientras que ya se han abierto las apuestas sobre su sucesor, entre ellos la antigua gloria del club Kenny Dalglish, quien se encuentra como el gran favorito por delante del actual entrenador del Inter de Milán, José Mourinho.

Benítez recientemente rechazó varias extensiones a su contrato, mismo que finalizará el próximo año.