La ciudad de victoria, capital del País Vasco, será la sede de la primera sala de apuestas a partir del verano, la cual estará ubicada en la calle Francia.
En esta casa, la cual surge por una licencia solicitada por la sociedad participada por Aspe, se podrá hacer pujas de todo tipos de deportes, desde el futbol hasta las carreras de caballos.

La modalidad online estará disponibles para todos juegos, aunque se mantendrá la modalidad presencial que se realiza en los casos de la pelota y el deporte rural.

El servicio informático estará soportado por un servidor localizado en Eibar, mientras que la compra se verificará mediante un recibo con un tope de apuesta de 100 euros.

Los premios que no excedan los 300 euros, podrán cobrarse en efectivo en cualquier de la casas de la mano de uno de los representantes de Teleapostuak, aunque la empresa espera poner en funcionamiento máquinas automáticas para realizar esta función.