La prestigiosa firma de apuestas de origen inglesa Williamhill, acaba de hacer oficial la finalización de su sociedad conjunta con Codere para abrir salas de juego en varias comunidades autónomas de España, bajo la marca Victoria.
Las dificultades regulatorias y el impacto de la crisis económica en el negocio fueron de las causas que provocó la toma de esta decisión.

“La lentitud para obtener licencias municipales y la todavía mayor lentitud en la aplicación de cambios regulatorios en las comunidades autonómicas para autorizar la apertura de casas de apuestas», expresó la compañía a través de un comunicado.

También destacaron que esos factores, entrelazados con la crisis económica que atraviesa España, habrían representado mayores requerimientos de capital adicional y un retraso en la obtención de los objetivos de rentabilidad.

Williamhill , que a partir de ahora centrará su estrategia internacional a través de ofrecer juego online, se espera que en los próximos días traspase el 50 por ciento de sus acciones de Victoria a Codere.

A pesar de su salida del mercado español, se espera que Williamhill continúe ofreciéndole soporte a Victoria.