Mejore su estilo mediante la lectura de estos libros sobre apuestas

¿Le gustaría conocer los mejores libros sobre este apasionante mundo? Los expertos en apuestas deportivas recomiendan tres libros de lectura obligatoria para apostantes, ninguno de los cuales está dedicado específicamente al mundo de las apuestas.

Un experto en apuestas deportivas recibió algunas preguntas acerca de cuáles eran, a su juicio, los mejores libros relacionados con este sector que había leído a lo largo de su vida.
PinnacleSports - Mejores Cuotas

Al ser preguntado, el experto no dudó en la respuesta: Fooled by Ramdomness (que podríamos traducir como “Engañado por el azar”), de Nassim Nicholas Taleb, un libro no relacionado directamente con el asunto que nos ocupa.

A algunas de las personas que participaron en la sesión, la elección pudo resultarles un tanto extraña, al igual que podría suceder con algunos de los que están leyendo este artículo ahora mismo.

Si así fuera, no estaría de más para estas personas replantearse el significado de la palabra “apuesta”.

Llevando la idea un poco más allá, hemos añadido un par de libros que tienen mucho que ofrecer a aquéllos que aspiran a convertirse en buenos apostantes, aunque deberían cambiar de categoría en las “estanterías” de Amazon. Ambas lecturas contribuirán a hacer más sencilla la curva de aprendizaje de los apostantes.

Fooled by Randomness (Nassim Nicholas Taleb)

Nassim Nicholas Taleb nunca ganará un premio por su estilo a la hora de escribir, el cual, en sus mejores momentos es abrasivo, y en los peores podríamos calificarlo de arrogante.

Sin embargo, si el lector consigue dejar atrás estos defectos evidentes, Fooled by Ramdomness – The Hidden Role of Chance in Life and in the Markets (que podríamos traducir como “Engañado por el azar,el papel oculto de las oportunidades en la vida y en los mercados”), expone de manera brillante cuán rutinariamente sufrimos de ceguera probabilística, y cómo se manifiesta en nosotros esta confusión del significado estadístico.

Nassim dirige su foco a la industria financiera, pero nosotros deberemos simplemente sustituir “operadores financieros” por “apostantes” para empezar a comprender lo fácil que es confundir suerte con habilidad. Veamos un pequeño resumen del libro:

Taleb utiliza la teoría de probabilidades, estadísticas básicas y sesgos de comportamiento, junto con una buena cantidad de condescendencia, para embestirnos con su mensaje.

Él no ha descubierto ninguno de estos conceptos, pero su forma de conjuntarlos no podría haber sido más oportuna, dada la relación tan clara que establece entre ellos y la crisis financiera de 2008, cuyos efectos aún se dejan sentir en todo el mundo.

Taleb habla por experiencia. Su capacidad para emitir advertencias proféticas y hacer dinero se debe a que, como le gusta decir, se ha dejado la piel en el tablero.

Dicho esto, su libro no contiene sistemas ni consejos para ganar; de hecho, expone su tesis de que muchos supuestos expertos (que nosotros podríamos cambiar por pronosticadores) en el análisis de riesgos, no son sino simples vendedores de aceite de serpiente.

  • Es rentable comprar pronósticos de otras personas?

Taleb avisa continuamente del peligro que correremos si prestamos oídos a estos expertos autoproclamados, y ensalza las virtudes que se derivan de producir nuestro propio análisis objetivo. Amén.

Thinking, Fast and Slow (Pensar Rápido, Pensar Despacio, en su traducción al español) (Daniel Kahneman)

El segundo de nuestros libros recomendados hace aún menos referencias al mundo de las apuestas que el anterior, aunque su relevancia en este campo es enorme. Uno de los mayores retos a los que se enfrenta un apostante, aparte de intentar sacarle el dinero a la casa de apuestas, es el de tratar de controlar y contrarrestar esa inercia que le conduce hacia la irracionalidad.

Thinking, Fast and Slow, ha sido escrito por el gran padre de las ciencias del comportamiento, Daniel Kahneman, y condensa en sus páginas toda una carrera dedicada a estudios pioneros en este campo, en forma de píldoras de conocimiento con las que el apostante debería ser capaz de identificarse.

Kahneman fue el primer no economista en ganar el Premio Nobel de Economía en 2002, en reconocimiento a su trabajo, escrito en compañía del ya fallecido Amos Tversky, sobre teoría prospectiva.

En la obra se describe cómo las personas saben diferenciar opciones probabilísticas que implican riesgos, pero solo cuando conocen las probabilidades de los resultados. Este concepto debería resonar en el cerebro de cualquier apostante avezado.

La teoría de Kahneman viene a demostrar que la gente toma decisiones en base a potenciales pérdidas o ganancias en lugar de basarse en el resultado final; y, asimismo, afirma que la gente evalúa dichas pérdidas o ganancias usando la heurística: la regla del pulgar (rules of thumb) o del sentido común, entre otras.

En esencia, los apostantes pasan por este proceso cada vez que hacen una apuesta, por lo que el conocimiento de la heurística y su funcionamiento se convierte en fundamental; ahí es donde Thinking, Fast and Slow proporciona una gran introducción.

Este libro abre ante nuestros ojos un vasto mundo de conocimientos que la gran mayoría de la gente simplemente desconoce, tales como los dos “sistemas” que operan durante la toma de decisiones, concepto que ha dado lugar a una sección específica dentro de nuestros artículos sobre apuestas.

La obra está, asimismo, repleta de pequeños puzles y preguntas lógicas con las que podemos desafiar a nuestros amigos, y supone una oportunidad única de abrir nuestra mente al entendimiento de la toma de decisiones y a cómo podemos mejorar nuestros procesos decisorios bajo condiciones de incertidumbre, asunto este que a todos los apostantes debería interesar.

The Signal and the Noise (Señal y Ruido, en su traducción al español) (Nate Silver)

Cerramos nuestra trilogía sobre libros interesantes para los apostantes con otro volumen que no habla solo de apuestas, sino que provee valiosas enseñanzas acerca de una habilidad central y necesaria para obtener el éxito apostando: la capacidad predictiva.

Nate Silver es considerado por muchos como el mejor experto en predicción de mercados. Saltó a la fama tras su acierto al predecir los resultados en todos los estados durante las elecciones presidenciales de 2012 en Estados Unidos.

Su formación, sin embargo, viene del mundo del béisbol.

En The Signal and the Noise, Nate Silver proporciona un nexo de acoplamiento entre probabilidad, riesgo y la explicación del porqué, a pesar de las montañas de datos de que disponemos en multitud de áreas -terremotos, volcanes o finanzas-, nuestras capacidades de predicción siguen estando tan limitadas y faltas de éxito.

Silver nos brinda una buena cantidad de lecciones conceptuales que deberíamos aprender.

Además de detallar las áreas de especialidad aludidas, en las que el registro de aciertos sigue siendo tan pobre, Silver destaca aquellas otras que están consiguiendo hacer las cosas bien, como la meteorología, y nos ofrece valiosas opiniones acerca de su receta secreta.

Siempre es interesante y alentador para los apostantes leer sobre aquellos que se ganan la vida de forma exitosa.

Silver destaca entre los expertos que han conseguido el éxito a los apostantes profesionales, situándolos como otra especie más de entre sus campeones predictivos; y al hacerlo, se sumerge en una introducción a la aproximación bayesiana, a la que finalmente atribuye una buena parte del éxito.

  • El Principio de Pareto aplicado a la predicción

Para todos aquellos que buscan una primera visión del viejo Tommy Bayes, que no sea nuestro propio artículo acerca de su método, este capítulo del libro de Silver es un gran lugar para comenzar, aunque merezca la pena leerlo por algo más que un simple acercamiento al mundo de las estadísticas.

Con el análisis de datos ocupando un lugar cada vez más trascendental en la corriente principal de debate deportivo, The Signal and the Noise ofrece un importante y entretenido recordatorio de que una mayor cantidad de datos no produce necesariamente predicciones de mejor calidad.

Escrito por Mirio Mella de Pinnacle Sports y traducido por Centroapuesta