Si planeas comenzar a apostar en apuestas deportivas, es importante que comprendas las cuotas.

Los tipos de cuotas en las apuestas deportivas

Sería absurdo pensar en realizar apuestas sin tener un buen control sobre los principales tipos de formatos cuotas de apuestas y la capacidad de leer e interpretarlos.

Tabla de contenido

Si continúas leyendo podrás descubrir todo lo que concierne a uno de los conceptos más básicos e importantes del  mundo de las apuestas deportivas: las cuotas.

¿Qué son las cuotas de apuestas?

Las cuotas de apuestas deportivas, son representaciones numéricas de la probabilidad de que ocurra un resultado en un evento deportivo.

Las cuotas de apuestas indican la probabilidad de que tenga lugar un evento en particular, como la victoria de un equipo o un cierto número de goles marcados.

¿Por qué tomarse el tiempo para aprender sobre las cuotas de apuestas?

Si entiendes las cuotas, podrás calcular sus posibles ganancias o pérdidas en función de las probabilidades, la cantidad de su apuesta y el resultado final. En última instancia, podrás tomar una decisión informada sobre qué apuestas realizar.

Las casas de apuestas presentan cuotas de diferentes maneras, dependiendo del origen del sitio y de la nación anfitriona del deporte en sí.

Sin embargo, no importa cómo se presenten, todas las probabilidades comunican el mismo principio básico: la probabilidad de que ocurran las circunstancias dadas.

Por ejemplo, si tira un dado, hay seis resultados posibles: el dado caerá en 1,2,3,4,5 o 6; en un momento dado, hay una cuota entre seis (probabilidades) de que el dado caiga en cualquier número que hayas elegido.

¿Cómo determinan las cuotas las casas de apuestas?

Seguramente te habrás preguntado más de una vez los criterios que siguen las casas de apuestas a la hora de establecer las cuotas.

Bien, hay dos factores clave que determinan la cifra que se asigna a cada selección. Estos son:

Cálculo estadístico de las probabilidades

Las casas de apuestas utilizan todo tipo de datos y variables para sopesar qué selecciones tienen más probabilidades de darse y cuáles tienen menos.

Para ello se analiza todo al detalle, desde la trayectoria histórica y reciente de cada equipo o jugador, las lesiones, el momento de la temporada, quién es el local o el visitante.

Margen de beneficio de la casa de apuestas

Obviamente, las empresas dedicadas a las apuestas deportivas no son ONG, por lo que deben implementar estrategias que les permitan no solo sostener su negocio, sino también obtener beneficios.

De este modo, las cuotas son siempre más bajas de lo que deberían ser en realidad, ya que, de no ser así, perderían dinero; sin embargo, también se cuidan de no ofrecer cifras muy bajas porque entonces los jugadores no apostaría.

¿Qué significa la probabilidad en las apuestas deportivas?

La probabilidad en las apuestas deportivas, nos permite determinar cuánto dinero se podía generar en el caso de que la apuesta sea acertada.

Por ejemplo, una probabilidad de apuesta A/B, por cada valor de B que apuestes, ganarás A, más el valor que hayas apostado, que en el ámbito de las apuestas deportivas nos muestra, expresado mediante porcentajes, la frecuencia con la que se da una determinada selección.

Otro ejemplo de probabilidad de apuestas:

Supongamos que tenemos una moneda.

Al lanzarla al aire, la moneda presentará las mismas posibilidades de que salga cara como de que salga cruz.

En este caso, traducido a porcentaje, cada lado de la moneda tendrá un 50 % de posibilidades de aparecer al caer en el suelo.

¿Cómo se calcula ese porcentaje? 

Pues muy fácil, solo hay que dividir el 100% entre los posibles resultados que, en este caso, son dos.

Una vez llegados a este punto nos resultará muy sencillo entender lo que es una cuota, pues esta no es más que el método elegido por las casas de apuestas para representar esa probabilidad.

El formato de cuotas de apuestas se refiere a cómo estas se presentan.

El formato de cuotas en las apuestas determina la forma en que una selección es favorita y cuál selección es no favorita para apostar, en los riesgos y en los beneficios.

La mayoría de las casas de apuestas presentan sus cuotas en los tres tipos de formato.

Conocer en qué consiste cada uno de estos formatos de cuotas es fundamental para tener una gran experiencia de juego, así como para obtener más beneficios de dichas apuestas.

Los tres tipos y formatos de cuotas utilizados para las apuestas deportivas
Ejemplo de los 3 diferentes tipos y/o formatos de cuotas que las casas utilizan en las apuestas deportivas

¿Cuáles son los tipos de cuotas?

Los diferentes tipos cuotas de apuestas son simplemente distintas expresiones numéricas para representar lo mismo y no tienen diferencias en términos de pagos.

Dentro del mercado de las apuestas, existen tres modelos o tipos de cuotas:

  1. Las cuotas decimales en apuestas europeas.
  2. Cuotas fraccionadas en apuestas británicas.
  3. Cuotas en apuestas americanas.

Esto significa que una probabilidad o porcentaje de probabilidad, de que ocurra un evento se puede convertir y presentar en cualquiera de los tipos de cuotas mencionados anteriormente.

Echemos un rápido vistazo a cada una de ellas para despejar cualquier posible duda:

Cuotas decimales:

También conocidas como cuotas europeas; son siempre iguales o superiores a uno y, dependiendo de la casa de apuestas que las utilice, pueden presentar de 2 a 3 decimales.

Formato de cuotas Europeo: Para obtener el decimal en el formato europeo se realiza un cálculo en el cual se divide uno entre la probabilidad de victoria, por ejemplo, 1 entre 70% de probabilidad de victoria.

Tú puedes realizar incluso tu propio cálculo en el formato europeo pues lo único que debes hacer es dividir tu estimación de qué tan probable es que gane tu equipo o jugador favorito entre 1.

Para obtener la ganancia bruta solo tienes que multiplicar la cantidad a apostar por la cuota escogida, mientras que, para determinar cuál será la ganancia neta, debes coger la cifra que representa la ganancia bruta y restarle la cantidad que hayas invertido en la selección.

Cuotas fraccionadas o Británicas:

Este tipo de cuota es muy habitual en Reino Unido y con la fracción se indica la cantidad apostada y la ganancia neta que supone.

Por ejemplo, si tenemos una cuota de 7/2 significa que ganaremos 7 euros por cada apostado.

Formato Inglés de cuotas: En cuanto al formato inglés, podemos encontrar que este formato de cuota en lugar de usar decimales usa una presentación en forma de fracciones.

Este formato de apuesta inglés se caracteriza por las fracciones, es decir, en lugar de tener 0.5 tenemos 5/10, por lo que el cálculo no cambia sustancialmente, lo que cambia es el formato en el que se presenta.

Si no tienes posibilidad de optar por la cuota decimal, que es de largo mucho más sencilla de entender, siempre puedes hacer una conversión manual si haces la división que presenta la fracción y al resultado le restas uno (en el caso de una cuota de 7/2 sería: (7/2) – 1= 2.5).

Si bien la lectura cambia en poco, en realidad conserva la esencia de los decimales.

Para calcular el probable beneficio que podamos obtener de una cuota lo único que tenemos que hacer es multiplicar la cantidad apostada por la cuota y dividirlo entre 100.

Por ejemplo, multiplicamos 100 euros por una cuota de 9/10 dando como resultado un beneficio de 90 para la apuesta.

Cuotas Americanas:

Este sistema de cuotas es el más utilizado en Estados Unidos. Funciona de una forma un tanto particular, asignándose un símbolo positivo o negativo a la cuota.

La cuota americana trata de indicar cuánto necesitas invertir para ganar 100 unidades o cuánto ganarás si inviertes 100 unidades.

Formato Americano de cuotas: En cuanto al formato americano, podemos encontrar que este es totalmente diferente a los anteriores pues el cálculo de la cuota se hace siguiendo una base de 100 unidades la cual realiza un cálculo matemático para estimar cuál será la cuota.

El formato de cuotas americano es utilizado en las apuestas realizadas en Norteamérica, especialmente Estados Unidos y México. Aquí se usa un signo positivo y uno negativo, cada uno indica escenarios distintos.

El signo positivo refleja cuánto ganaremos por cada 100 apostados, es decir, si tenemos +257, eso es lo que ganaremos por cada 100 dólares, pesos, euros o cualquier moneda, que hayamos apostado en el evento.

Por el otro lado, el signo negativo refleja cuánto es lo que necesitamos apostar para ganar 100 dólares, o cualquier moneda, en caso de que nuestra apuesta resulte triunfante.

Por ejemplo, si encontramos un -357, necesitaremos apostar esa cantidad de dinero para poder obtener un beneficio de 100.

De esta forma, tenemos dos indicadores que nos muestran qué tan probable es ganar en una apuesta.

Las cuotas americanas se pueden pasar a sistema decimal con la siguiente fórmula:

Por ejemplo, si es una cuota negativa de -125, quiere decir que, para ganar 100 unidades, tendrás que arriesgar 125, mientras que una cuota positiva de +125 indicará que, en el caso de invertir a esa selección 100 unidades, obtendremos un beneficio de 125.

Cuota negativa: (100/125) + 1= 1.8

Cuota positiva: (125/100) + 1= 2.25

Finalmente, si lo que deseas es saber cuántas probabilidades representa una cuota, nuestro consejo es que primero la conviertas en cuota decimal si todavía no lo está y, posteriormente, divides 100 entre la cuota decimal que estés manejando.

Por ejemplo, si dividimos 100 entre una selección que presenta una cuota decimal de 1.33, nos saldrá 75, lo que indica que esa opción tiene, según los expertos de las casas de apuestas, un 75 % de probabilidades de darse.

Presentación de las cotizaciones para las apuestas según el país o región donde resida.

¿Por qué varían las cuotas de las casas de apuestas?

La presentación de las cotizaciones para las apuestas varían según el país o región donde resida.

Si ya has apostado alguna vez en alguna casa de apuestas o has tenido la oportunidad de explorarlas, muy probablemente te habrás dado cuenta de que las cuotas van variando desde que salen fijadas en las selecciones hasta que el evento en cuestión comienza.

El movimiento de cuotas no es un capricho de los operadores de juegos de apuestas, sino que son los usuarios los que, indirectamente y a través de sus apuestas, las van modificando.

Por lo tanto, cuando un grupo elevado de personas apuesta a una misma selección, se sobreentiende que las posibilidades de que se dé son mayores.

Esta unanimidad alerta a las plataformas dedicadas a las apuestas de que puede haber algún dato que no conocen y que provoca esta tendencia en los jugadores. 

Para evitar posibles pérdidas importantes, sobre todo si esa cuota es superior a 2.00 o está cerca, esta comienza a bajar en relación directa al número de personas que invierten en ella.

Si tenemos esto en cuenta, lo mejor para aprovechar las cuotas altas es apostar justo cuando se publican y todavía no han comenzado a perder valor.

Además, cuanto más quede para el inicio del evento, más altas serán.

El problema con esto es que desde que apostamos hasta que se inicia el evento se pueden dar circunstancias que reduzcan nuestras posibilidades de ganar (sanciones, lesiones, malas rachas, condiciones climáticas…) y que son muy difíciles de prever a largo plazo.

Por último, debemos señalar que los movimientos de cuotas durante los directos son todavía más marcados, pues cualquier mínimo suceso es susceptible de modificarlas.

Si deseas encontrar las mejores cuotas para tus apuestas te invitamos a consultar: