Las apuestas deportivas son un subconjunto especial dentro los juegos de azar. A diferencia de una mesa de ruleta o una partida de dados, las apuestas deportivas, especialmente cuando hablamos de béisbol, involucran muchos factores diferentes a lo que supone la suerte pura y dura.

Como apostar en el Béisbol

Apostar en béisbol puede ser muy lucrativo para un apostador inteligente, por lo que no es de extrañar que participen en ello un gran número de personas.

El béisbol difiere ligeramente de la mayoría de deportes, por lo que puede ser un poco confuso de aprender y entender, pero una vez conocida la mecánica y la forma de apostar, los partidos pueden llegar a convertirse en algo realmente emocionante con lo que disfrutar.

Instrucciones

Poner una apuesta en moneyline. Moneylines, también conocidas como sides o equipos, son un tipo de apuestas que nos permiten escoger el equipo que creemos acabará ganando el partido. A diferencia de la mayoría de deportes, en béisbol no existe el sistema de puntos de spread para apostar, es decir, no hay hándicap. En su lugar, las apuestas en moneyline se basan en el porcentaje de probabilidades que tiene cada equipo de ganar, lo que se refleja en los pronósticos.

 

Una apuesta típica moneyline tendrá el siguiente aspecto:

  • Texas Rangers +160 vs New York Yankees -170.

En las apuestas moneyline, un número positivo (+160, por ejemplo) significa que el apostante ganará más dinero del apostado. Por ejemplo, con nuestros +160, un apostante que se jugará 200€, se embolsaría la bonita cantidad de 520€, con un retorno de 320€. En béisbol, el equipo marcado en positivo (+), es considerado como posible perdedor o underdog.

En las apuestas moneyline, un número negativo (-170, por ejemplo) significa que al apostante debe arriesgar más dinero para obtener beneficio. Con -170, una apuesta premiada de 340€, obtendrá un retorno de 540€ y un beneficio de 200€. En béisbol, el equipo marcado en negativo (-), es considerado como favorito.

Listed vs. Action: En béisbol, nuestras apuestas pueden ser marcadas como “listed” o como “action.” Si elegimos la opción “listed”, ambos pitchers elegidos deben realizar al menos un lanzamiento (pitch) para que la apuesta tenga valor. Si seleccionamos “action”, la apuesta será válida sin importar quién haya actuado como pitcher en cada equipo.

Apostando a Totales. Totales, también conocido como apuesta over / under, no se basa en la elección de un equipo como ganador o perdedor, sino en apostar por el marcador total combinado de carreras (runs) conseguidas por ambos equipos durante el encuentro, y en decidir si dicho número de carreras estará por encima o por debajo de la cifra propuesta por la casa de apuestas.

Una típica apuesta de Totales tiene el siguiente aspecto: Texas Rangers/New York Yankees Over 8,5 y Texas Rangers/New York Yankees Under 8,5.

En el ejemplo anterior, podemos elegir entre dos posibilidades: una combinada final de carreras conseguidas por ambos equipos superior a 8,5 o inferior a 8,5. El medio punto aparece como una forma de prevenir que ambas opciones aparezcan como ganadoras.

Si no hay pronósticos publicados, se tomará por defecto -110. Un pronóstico negativo (-120, por ejemplo), indica que debemos arriesgar 120€ para conseguir 100€. Un pronóstico positivo (130, por ejemplo), indicaría que debemos arriesgar 100€ para conseguir 130€.

Para Totales, un partido debe completar al menos nueve entradas (innings) para ser considerado válido (action).

Apuestas parlay. Se trata, con esta especialidad, de seleccionar un número de partidos, normalmente más de dos, y combinarlos en una única apuesta. En el parlay, el apostante debe acertar el ganador de todos los partidos seleccionados. Ya que son apuestas muy difíciles de acertar, ofrecen premios realmente altos. Un pequeño parlay puede proporcionar una buena suma de dinero al apostante.

Apuestas a futuro. Al posicionar una apuesta a futuro, el jugador apuesta por un resultado que se producirá al final de la temporada. Por ejemplo, se puede apostar por el equipo que ganará el título de División, el Campeonato o las Series Mundiales. También es posible apostar sobre otra clase de resultados de final de temporada, como el bateador que conseguirá mayor número de home runs. Estas apuestas a futuro ofrecen premios importantes, incluso para apuestas pequeñas, y están indicadas para apostantes esporádicos.

Apuestas arbitrarias (proposition bets). Esta clase de apuestas se plantean para eventos arbitrarios que pueden tener lugar durante el partido. Por ejemplo, cuál será el primer equipo en hacer un home run, o quién será el pitcher con mayor número de strikeouts (tres strikes consecutivos que expulsan al bateador del equipo rival) al final del partido. Esta clase de apuestas están basadas en situaciones de fortuna, más que otra cosa.