La ley del juego prohíbe de forma expresa la participación de menores en juegos de apuesta. Para conseguirlo, los operadores deberán establecer medidas de verificación de la fecha de nacimiento y el resto de los datos personales de los usuarios, de manera independiente al registro.

El acceso a la cuenta por el usuario puede ser suspendido hasta que el operador compruebe su edad. Lo habitual es solicitar al usuario una copia de su documento de identidad y la remisión al domicilio de éste de un código de activación de la cuenta.

Paralelamente, existen softwares de bloqueo de acceso a páginas de juego por menores que pueden implementar los padres en los ordenadores domésticos como:

  • Netnanny.es que impide el acceso de menores a webs de contenido inapropiado
  • Cybersitter.com que permite a los padres añadir aquellas webs que quieren bloquear.

En cuanto a la interdicción de acceso al juego, la DGOJ pone a disposición de aquellos usuarios con problemas de ludopatía y familiares un registro en el que se pueden inscribir para que los sitios web de juego online autorizados en España bloqueen su cuenta de usuario, en caso de tenerla abierta, o no le permitan crear una nueva.

Este registro es voluntario y se puede realizar por tiempo indefinido o bien por un periodo de seis meses desde que se practica la inscripción.

Igualmente, los operadores de juego, establecen sus propias políticas de autoexclusión de jugadores, particularmente o en colaboración asociaciones especializadas en ayuda a las patologías del juego.

Algunas de estas asociaciones de ayuda son: www.jugadoresanonimos.org, ABLA, ALUESA, ARALAR, ARJA, ASAJER, ATEJURE, AZAJER, EKINZA DASALUD, FEJAR, FAJER o JUGUESCA.