Aún es pronto para afirmar que todas las páginas que ofrecen juego sin licencia han dejado de operar en España aunque una gran mayoría lo han hecho a la vista de las sanciones que se pueden derivar del incumplimiento de la nueva normativa.

En la ley se prevé un procedimiento sancionador que será iniciado de oficio por acuerdo de la DGOJ, bien por propia iniciativa, por acta motivada de inspección, por petición razonada de otros órganos o bien por denuncia de alguna parte interesada.

Obviamente, los operadores que han hecho un importante esfuerzo estratégico, técnico y económico son los primeros interesados en que se persiga a este tipo de páginas, pero también los usuarios y la propia DGOJ.

Una vez iniciado dicho procedimiento, la DGOJ puede proceder al cierre cautelar de aquellas páginas web que ofrezcan juego ilegal en España.