El registro es la condición previa para poder utilizar todos los productos que se ofrecen en una Casas de Apuestas.

Con el registro, se abre gratuitamente y de modo no vinculante, una cuenta en la que se administran las apuestas y datos personales. Toda la información proporcionada al registrarse debe ser precisa y completa.