¿Cuánto pierden y ganan los países que exoneran a los jugadores de pagar impuestos?

Te sorprenderá saberlo, pero sin importar cuál sea el régimen de tributación de los países con relación al pago o exoneración de impuestos por concepto de apuestas los países siempre ganan.

El negocio de las apuestas online mueve en el mundo más de 4 mil millones de dólares, cantidad que cada día va en crecimiento y que por el solo hecho que un país permita de forma legal el juego lo convierte en parte de esa buena cuota de ganancias.

Por eso hoy te diremos cuánto ganan y pierden los países que exoneran a sus jugadores de tributar sus ganancias en apuestas deportivas en línea.

La regla general es que todas las casas de apuestas en línea del mundo que se establezcan o puedan operar legalmente en un país deben pagar diversos tipos de impuestos, además de las licencias como operador de apuestas deportivas, de casino, caballos y loterías en el caso que aplique.
La regla para los jugadores varía según el modelo económico del país.
Que ganan y qué pierden los paises que no cobran impuestos a jugadores de apuestas online
Se consideran países liberales a aquellos que son tributación cero para las ganancias percibidas por sus ciudadanos por concepto de apuestas online, como por ejemplo Reino Unido, Malta, Gibraltar, Portugal y Costa Rica, en cambio países como España, México, Brasil y Finlandia se consideran de corte tradicional al obligar a sus ciudadanos a declarar y pagar impuestos por sus ganancias en apuestas en línea.

Los países de corte liberal perciben mucha más ganancias al exonerar a sus ciudadanos del pago de impuestos, sólo que es una ganancia a largo plazo, pero que en la realidad se ha traducido en resultados exitosos. Reino Unido ha sido ejemplo de este modelo que Portugal ha copiado desde 2015.
Los países que exoneran el pago de impuestos por apuestas deportivas perciben ingresos fijos por concepto de otorgamiento de licencias y por el pago de impuestos de las casas de apuestas en línea.
Aumenta el movimiento de transacciones bancarias que representa dinero extra para la banca, aumentan las ofertas de trabajo y así como también impacta positivamente en la industria de la publicidad y desarrolladores web.
Estos países de corte liberal al exonerar por concepto de impuestos pierden ingresos variables, pero ganan más impulsando otros sectores de su economía atrayendo capital local y extranjero por las vías de libre mercado. No cobrar impuestos a los apostadores por sus apuestas al final es un ganar/ganar para todos, tanto el gobierno como para el jugador final.

En cambio, los países que obligan el pago de impuestos como España, tributan altos ingresos anuales que destinan para asuntos internos de política de estado.
Perciben ingresos fijos por parte de las casas de apuestas en línea y además por las ganancias de sus usuarios, incluso por los bonos gratuitos que estos reciben y también es obligatorio declarar el dinero ganado en tus apuestas que aún no ha sido retirado de la casa de apuestas en línea.
Lo que pierden estos países es que su mercado de apuestas no es tan competitivo como otros, donde a los jugadores no se les condenen impuestos por ganar o perder en sus apuestas en línea.

Es importante resaltar que el pago de impuestos aplica para los jugadores locales, es decir, si jugamos en casas de apuestas de Reino Unido, Hungría o Portugal y somos residentes de un país donde es obligatorio el pago de impuestos por concepto de apuestas online, será obligatorio el pago de impuestos.
En cambio, si residentes de Reino Unido obtienen ganancias en casas de apuestas en línea de España no es necesario pagar impuestos en Reino Unido.
Sin importar donde residimos, es importante estar consciente del beneficio que tendrá el resultado victorioso de nuestras apuestas online a nuestro país, porque siempre se verá beneficiado.
Así que verifica si eres unos de esos apostadores que deben pagar impuestos por esos picks ganadores en apuestas deportivas o de casino en línea.