Si está convencido de que su equipo o deportista favorito ganará el partido o torneo (motor, golf, ski alpino,
etc), entonces apueste directamente por el “ganador”.

Por ejemplo:

Usted apuesta 50 unidades a que Fernando Alonso será el vencedor del Gran Premio de Alemania con una cuota de 3,50. Si Alonso gana, su ganancia será: 50 x 3,50= 175
unidades.