Los parlays son, de lejos, la más popular de las apuestas exóticas, ya que ofrecen la posibilidad de obtener una gran recompensa apostando poco dinero.

Un parlay es un bloque de dos o más apuestas pronosticadas en un único boleto, con la salvedad de que todas ellas deben haber sido acertadas para que el apostante reciba el premio.

Si se coloca un parlay de cuatro equipos, da lo mismo si el resultado de un encuentro es 3-1 o de 0-4. El apostante debe acertar la victoria o el empate final en las cuatro apuestas para recibir su premio.

Hay dos tipos básicos de parlays, aquellos que pronostican el equipo ganador de un encuentro determinado, conocidos como Point Spread, y los llamados Money Line, que consisten básicamente en apostar por el ganador del partido en función de sus posibilidades. Los premios son muy diferentes en ambos casos.

En Point Spread los premios son fijos, mientras que para Money Line vienen determinados por las probabilidades de cada equipo.

Parlays estilo Point Spread

Tabla de premios típica en un parlay de Point Spread:

  • Pronóstico para 2 equipos: 13-5
  • Pronóstico para 3 equipos: 6-1
  • Pronóstico para 4 equipos: 10-1
  • Pronóstico para 5 equipos: 25-1
  • Pronóstico para 6 equipos: 40-1
  • Pronóstico para 7 equipos: 75-1
  • Pronóstico para 8 equipos: 150-1
  • Pronóstico para 9 equipos: 300-1
  • Pronóstico para 10 equipos: 600-1

Esto significa que que un apostante que realice una apuesta en un parlay de cinco equipos, obtendrá €25 por cada dólar apostado, si acierta los cinco.

La posibilidad de ganar mucho dinero efectuando pequeñas apuestas, es la razón principal por la que los parlays son tan populares entre los aficionados a las apuestas deportivas.

Parlays Money Line

Como apostar a los parlayEsta clase de parlays no se basan en probabilidades fijas, ya que las posibilidades de ganar varían de un equipo a otro.

Mientras el parlay point spread brinda a los dos equipos las mismas probabilidades, 50 y 50 por ciento, el parlay money line lo hace en función de la probabilidad de ganar asignada a cada equipo.

Las posibilidades de los Yankees de Nueva York de vencer a Kansas City van más allá del cincuenta por ciento, y como resultado, los premios varían en función de dichas posibilidades.

Veamos un sencillo ejemplo. En un parlay money line, se apuesta la cantidad total por el primer equipo elegido; si dicho equipo vence, se recalcula la apuesta y se vuelca íntegramente sobre el siguiente equipo.

Digamos que a un apostante le gustan Los Angeles Dodgers 2.60 y los Chicago Cubs 1.77. Si dicho apostante se juega €10, el recorrido de la apuesta es el siguiente: en caso de los Dodgers ganen su partido, se embolsa €26, los cuales serán apostados íntegramente a los Cubs.

En caso de que los Cubs también ganen su partido, el apostante habrá obtenido un total de €46. Hay €10 de diferencia entre los €46 ganados con Money Line y los €36 que habría ganado en la modalidad Point Spread. La diferencia se debe a que los Dodgers no tenían muchas probabilidades de ganar, lo que dio como resultado un premio mayor en la modalidad Money Line.

¿Es recomendable apostar en parlays?

La respuesta es no, sobre todo si hablamos de parlays Point Spread. Las premios que se pagan son menores que las probabilidades reales. Por ejemplo, las probabilidades reales de ganar un parlay de tres equipos en la modalidad Point Spread son de 7 a 1, mientras que el premio recibido es de 6 a 1.

Y la desventaja aumenta a medida que apostamos por un número mayor de equipos: las probabilidades reales de ganar un parlay de 10 equipos son de 1.023 a 1, mientras que el premio es de 600 a 1. Como se puede comprobar, los parlays en la modalidad Point Spread no son nada recomendables.

La cosa es diferente en la modalidad Money Line, ya que las probabilidades se basan en el resultado del partido, así que aquí no hay ventaja o desventaja.

Es preferible elegir apuestas directas en lugar de Point Spread, ya que es bastante complicado elegir un ganador, sobre todo en una apuesta a dos o más partidos.