Hoy en día, la popularidad de las apuestas, así como la llegada de internet y la tecnología ha permitido desarrollar nuevas formas de apuestas cuyo objetivo es ofrece al usuario muchas más oportunidades de ganar así como más beneficios.

Intercambiar apuestas antes de realizar las apuestas en Bet365

Entre los distintos tipos de apuestas que podemos encontrar, así como lugares para apostar, vale la pena mencionar a las casas de apuestas de intercambio las cuales ofrecen una experiencia única de juego con muchos más beneficios para aquellos que decidan apostar.

¿Qué son las casas de apuestas de intercambio?

Definir qué es una casa de apuestas de intercambio es muy sencillo pues básicamente se trata de un nuevo sistema de apuestas en las que una persona, en lugar de apostar contra la casa apuesta contra otro jugador, esto a través de una plataforma, casa de apuestas de intercambio, la cual actúa como si de un intermediario se tratase.

Esto supone grandes beneficios pues no solo tienes el control de las apuestas decidiendo el valor de cuotas, cuando comprar o cuándo vender, etc.

También te da la posibilidad de aumentar las probabilidades de salir victorioso además de que, para algunos, esto hace que las apuestas sean más honestas.

En las Casas de intercambio de apuestas, podrás encontrar la opción de elegir qué cuotas aceptar. Si deseas mejorar las cuotas disponibles, se puede mejorar la oferta obteniendo más beneficios por un mejor precio.

Cuando hagas una oferta por una apuesta a favor, ésta se convertirá en una oferta en contra (lay) a espera que uno o varios jugadores la acepten y viceversa para el caso de una apuesta en contra.

¿Cuáles son las ventajas de las casas de apuestas de intercambio?

  • No tienes límites

A diferencia de las casas de apuestas tradicionales donde puedes encontrar todo tipo de limitaciones, en una casa de apuestas de intercambio esto no es así pues aquí se eliminan algunas de las principales barreras que resultan trabas, más que beneficios, para los usuarios.

Así se ofrece una experiencia de juego mucho más completa garantizando que los jugadores pueden apostar sin encontrarse con las limitantes de una casa de apuestas clásicas.

 

  • Mayor libertad sobre tus apuestas

 

Otro de los principales beneficios que ofrece estas casas de apuestas de intercambio es la libertad que te dan a la hora de apostar. Y es que, a diferencia de las casas de apuestas clásicas, aquí tendrás la libertad de decidir qué apuestas tomar, cuando retirarte, etc.

¿Cómo es el proceso de hacer una apuesta en las casas de intercambio?

La principal diferencia entre estas casas y las tradicionales es el hecho de que en las casas de intercambio el usuario fija cuotas, elige montos, etc.

El proceso de realizar apuestas de intercambio

La casa solo actúa como un intermediario de las apuestas mientras que en las casas tradicionales todo es fijado por la casa no por el usuario.

El proceso de apostar es muy simple. Todo comienza con una apuesta la cual realiza el usuario fijando una cuota que él considere oportuna para así crear una apuesta en contra.

Al crear la apuesta, el usuario se convierte en Layer. Esta apuesta se sube a la plataforma y los usuarios podrán verla analizando cuánto están dispuestos a pagar para participar en dicha apuesta.

Una vez que alguien haya elegido la apuesta, el proceso es simple pues se acepta la cuota y después se paga el importe que se considere adecuado.

Expresado con ejemplo, supongamos que yo le voy a la Juventus y publico una apuesta contra la victoria del Milán (Equipo Rival) con una cuota de 2 aceptando así hasta 50 dólares por la apuesta.

Entonces un usuario fanático del Milán decide aceptar y hace una contrapuesta de 50 dólares por la victoria del Milán volviéndose así el Backer mientras nosotros somos el Layer.

Una vez fijada tanto la apuesta de ida y vuelta, o apuesta y contrapuesta, el siguiente paso es analizar los posibles escenarios:

  • Gana la Juventus: El usuario que inició la apuesta, Layer, al ser la casa de apuestas, se queda con los 50 dólares del Backer.
  • Gana el Milan: Al perder, la casa de apuestas tendrá que pagar el beneficio prometido entregando así los 50 dólares que había apostado el Layer al Backer. Además, así se cumple la cuota prometida de 2 al entregar dos veces los 50 dólares, los del Backer más los del Layer.
  • Empate: En este caso, el Layer se queda con los 50 dólares pues el Backer apostó a que ganaba su equipo y como no ganó, el dinero se lo queda la casa (usuario).

Ejemplo para una oferta de apuesta en contra (lay):

Si apuestas en un mercado sobre qué equipo va a ganar la liga de fútbol española y lo haces en contra del Valencia, tú ofrecerás cuotas a otros jugadores que deseen apostar a favor del Valencia.

Si el Valencia no gana, tú tomas la cantidad apostada del apostante a favor. Si el Valencia gana, tú pagas.

Tu oferta puede que no sea igualada inmediatamente, pero hasta el momento que no se haya cerrado el mercado, tu podrás modificar a conveniencia.