Uno los partidos más atractivos de la semana 7 de la NFL, Las Vegas Raiders contra los Tampa Bay Buccaneers, un duelo de dos mariscales que representan dos épocas y que de seguro todos quieren ver, Derek Carr contra Tom Brady, una promesa que aún no termina de madurar contra, para mucho, el mejor mariscal de todos los tiempos.

Pronósticos Las Vegas Raiders vs Tampa Bay Buccaneers

Los Buccaneers tienen una mejor defensiva y precisamente a Tom Brady bajo los comandos, los pone como máximos favoritos a ganar el partido para las casas de apuesta con una cuota de 1.90 con un hándicap de -3.5, mientras que Las Vegas se quedan con una cuota de 1.65 con un hándicap de +3.5.

A estos factores hay que sumarle las potenciales bajas de los Raiders, ya que toda su línea ofensiva tuvo casi una semana de descanso debido al positivo por Covid-19 de Trent Brown, tackle titular del equipo.

¿Podrán repetir los Raiders lo hecho ante los Chiefs?

De no contar con Brown y, posiblemente, algunos otros miembros de la línea ofensiva como Kolton Miller, Denzelle Good y Rodney Hudons, les será bastante difícil imponer su estilo de juego ante la muy buena defensa de los ‘Bucs’.

Parte del éxito de los Raiders, y una de las razones por las que vencieron a los Chiefs en la semana 5 por 40 a 32, es el corredor Josh Jacobs, y sabemos que un buen ataque terrestre depende de una buena línea ofensiva.

Otro factor importante para los Raiders es atacar oportunamente la defensiva secundaria de los Buccaneers.

Los ‘Bucs’ son la defensa número 1 en yardas totales permitiendo 282 por juego, la cantidad más baja de toda la liga, y caen al sexto lugar en yardas permitidas por aire con 217.7 por partido, siendo este su punto “débil”, ya que por tierra solo permiten 64.3 yardas por juego.

Los Buccaneers llegan en buen momento

En la semana 6 vencieron de forma apabullante al que venía siendo el mejor equipo de la Conferencia Nacional, los Green Bay Packers.

El partido terminó con un 38 a 10 producto de los errores de balón y de la presión al mariscal que cobró la defensiva. De nuevo, hay que resaltar la importancia de la defensa para explicar el éxito de los Buccaneers.

Ahora, eso no quita el impacto de la ofensiva que, aunque no es tan dominante en yardas totales con 358.2 por partido, si lo es bastante más en cuanto a puntos anotados con 29.5 por partido. Esto reitera el impacto de la defensa al provocar errores de balón del contrario y también de la efectividad en zona roja.

La pregunta que queda es, ¿qué equipo se impondrá?

Contenido relacionado