Los New England Patriots tienen una dura tarea cuando reciban a los Baltimore Ravens, uno de los equipos contendientes para llegar a la final de la Conferencia Americana y probablemente también para el Super Bowl.

Pronósticos New England Patriots vs Baltimore Ravens

Tras vencer a los Indianapolis Colts por 24 a 10, los Ravens llegan con mucha más confianza después de perder ante los Steelers en la semana 8 en lo que se convertía en la segunda derrota al enfrentar un equipo sólido y contendiente al título.

Los Colts son un equipo con buen balance, con una defensiva que se ranquea como la mejor de la NFL en lo que va de temporada, mientras que la de los Patriots, que era de las mejores en 2019, cae hasta la posición 12 en yardas totales permitidas con 352.9 por partido.

Ahora, deberán mejorar su desempeño a la defensiva sin Stephon Gilmore, quien es el pilar de la defensiva secundaria contra el juego aéreo.

Dos mariscales con gran movilidad, ¿quién prevalecerá?

Cam Newton basa su poderío como mariscal en su movilidad y en su juego terrestre, sin embargo, los Ravens tienen la sexta mejor defensa precisamente contra el ataque terrestre.

Por lo que los Patriots se podrían obligados a atacar más de lo que quisieran por aire, ya que por esa vía son la quinta pero ofensiva en cuanto a yardas promedio por juego con 202.3, aunque en ese punto son mejores que los Ravens, quienes son la segunda peor ofensiva por aire.

Esto indica que los Ravens dependerán, como es usual, de la movilidad y el juego terrestre encabezado por su mariscal Lamar Jackson.

Esto no deja en buena posición a los Patriots, pues es su defensiva terrestre su punto débil ya que permiten 131 yardas por partido, algo que seguramente van a explotar los Ravens.

Dura prueba para los Patriots

Estos antecedentes ponen como favorito a los Ravens por 7 puntos con una cuota media de 1.61 por su triunfo.

New England queda con una cuota de 3.65 en caso de ganar, y para lograrlo deberán reducir sus errores de balón.

En su triunfo ante los Jets, con un gol de campo en la última jugada, por 30 a 27, no tuvieron ninguna entrega de balón y eso fue clave para poder ganar, pues habían tenido muchas dificultades siendo incluso uno de los equipos con peor diferencial de pérdidas.

Si bien es una mejora, pudiera no ser suficiente, pues deberán ser capaces de frenar la movilidad de Jackson, la pregunta es si podrán hacerlo y sacar una victoria, dando una de las sorpresas más grandes esta semana 10 de la NFL.

Contenido relacionado