Para empezar España va a contar con una baja muy importante y es la de Alex Abrines, un joven jugador con experiencia ACB y con galones y ganas de coger la responsabilidad del equipo. Pero no por este descarte el equipo pierde mucho potencial porque esa posición entiendo que está muy bien cubierta. Es más en esta generación no ha tenido hueco Adrià Gasol, el hermanísimo que ha estado acompañando como invitado en la concentración dado que la FEB quiere seguir su evolución, algo lógico viendo el potencial de sus dos hermanos, aunque parece que Adrià aún sigue verde y con poca implicación por le basket. Los descartes de última hora han sido Izquierdo, Pardina y Diop, todos ellos jugadores de gran proyección.

El equipo español tiene como piedra angular a los jugadores más experimentados en ACB que son Jorge Sanz, Jaime Fernández y Dani Díez, del rendimiento de estos tres dependerán gran parte de las opciones españolas, pero no hay que olvidar a Olaizola, Abia o Suárez que aportarán muchos intangibles también al equipo. Para dirigir a esta generación un técnico joven en el banquillo, Sito Alonso, joven pero muy experimentado ya y contrastado como un técnico de primer nivel al que desde luego no le va a venir grande el reto. En el último momento se ha producido la baja de Uclés al que con buen criterio han sustituido por Saiz desde la sub19, aunque personalmente creo que hubiese sido mejor opción haber contado con Hernangómez.

Rusia trae un equipo sustancialmente más alto, incluso en la preselección había un jugador de 2,20, pero parece que vuelve a ser una selección llena de individualidades y sin concepto de equipo, una vez más. En el banquillo como asistente se encuentra el ex-estudiantil Mikhail Mikhailov que intentará que esos talentos rusos empiecen a aprovechar sus centímetros en la pintura. No es un partido nada fácil y las casas han sacado apuestas con cuentagotas hasta ahora respecto de este Europeo sub 20 sin haber encontrado ni tan siquiera cuotas para este encuentro aún, pero no hay que olvidar que promete ser muy interesante para ver a las próximas estrellas del baloncesto europeo. Pienso que España puede ser lógica favorita pero si hay handicaps se podría intentar buscar alguno favorable para los rusos porque en la preparación aunque España está invicta no ha ganado con solvencia y las bajas de Abrines y Uclés se tienen que notar sin duda.