Ha llegado el momento del Super Bowl LV, uno lleno de nuevas marcas e hitos históricos.

Los Kansas City Chiefs, favoritos al Super Bowl LV

Los Kansas City Chiefs, quienes van en busca de un bicampeonato que no ocurre desde 2004, contra los Tampa Bay Buccaneers que buscarán su segundo título tras el conseguido en el 2003 de la mano de una gran defensiva, lo que les da bastantes esperanzas pues ahora la defensa es también su principal fortaleza.

Este encuentro ha atraído mucha atención por varios factores, entre ellos que será la primera vez que un equipo juegue el Super Bowl en su propio estadio, tuvieron que pasar 55 años para ello.

Otro hito importante es que será la primera vez que se enfrentarán dos mariscales habiendo sido MVP de la temporada regular y MVP, y claro está campeones, en un Super Bowl, será Patrick Mahomes vs Tom Brady, la leyenda viviente contra el futuro de la liga, ¿quién ganará?

Desde 2004 no hay un equipo bicampeón en la NFL, ¿podrán hacerlo los Chiefs?

Las casas de apuestas, y la gran mayoría de los expertos, predicen un partido bastante parejo, pero que caerá del lado de los Chiefs, quienes llegan como favoritos por 2.5 puntos y una cuota de apuesta de 1.57 por su triunfo.

Los Buccaneers reciben una cuota de 2.50 en caso de ganar.

Una de las razones para este favoritismo no es solo la presencia de un Patrick Mahomes que ha sabido sacar partidos aún cuando no juega cómodo, sino a una gran versatilidad en su línea ofensiva, una de las claves para su éxito a la ofensiva.

Comparado con la semana 1, los Chiefs solo han mantenido a un titular de dicha línea en su posición original. Eso sí, deberán superar a la defensiva de los Buccaneers que lograron 48 capturas en la temporada regular y 7 en postemporada.

Tom Brady y los Buccaneers ante un momento históricos

Por el lado de los Buccaneers, enfrentará a una defensiva que sabe cómo elevar el nivel en los momentos claves tal como lo hicieron en la postemporada del año pasado y en el partido divisional controlando al gran ataque terrestre de los Browns, para luego detener la explosiva ofensiva de los Bills en la Final de Conferencia de la AFC.

Tom Brady y los Buccaneers ante un momento históricos

Los Buccaneers buscan ser el cuarto equipo en ganar un Super Bowl llegando a la postemporada como comodines.

Uno de los retos para lograrlo será el poder controlar la velocidad de los receptores de los Chiefs, principalmente de Tyreek Hill quien acumula 282 yardas por recepción y aunque no ha anotado un touchdown en esta postemporada, sus jugadas son decisivas, así como las de Travis Kelce quien tiene 3 anotaciones y 227 yardas en estos playoffs.

¿Serán capaces los ‘Bucs’ de poner presión sobre los Chifes y vencerlos?

Contenido relacionado