Pero no es la única, Ancelotti ha adoptado una decisión salomónica como es contar con Casillas, ídolo de la afición blanca y de la parroquia española, para la Champions, dejando a Diego López para la Liga, y a saber lo que hará con la Copa del Rey, supuestamente para Iker también o quizás para el tercer portero. La verdad es que con ello equilibra la situación pero en el fondo acrecienta el debate porque las buenas o malas actuaciones de uno u otro van a encender el clamor del cambio esperado, en especial la vuelta de un Casillas al que Del Bosque ha mimado en la selección.

Pese a lo comentado no parece que la llegada de Bale sea la más importante que ha tenido el equipo, más bien la impresión es que Isco es el jugador más determinante que ha llegado sobre todo teniendo en cuenta la marcha de Ozil, algo que no ha sentado muy bien al aficionado merengue pues el alemán era muy del gusto del Bernabeu. Pero lo cierto es que la llegada de Bale en realidad no parece aportar mucho nuevo, no viene a ser sino un Cristiano Ronaldo II y obliga al equipo a seguir jugando con un modelo para el que no parecen excesivamente preparados. En cualquier caso parece que hoy Bale no será titular a juzgar por las declaraciones de Carlo. En el resto del equipo la incorporación de Carvajal le ha dotado también de más profundidad y capacidad ofensiva por banda, pero se supone que hoy Arbeloa estará de partida, y por otra parte en el equipo blanco esperan que Jesé y Morata suplan las carencias de Benzema que está negado de cara algol, aunque hay que recordar que no es un delantero centro.

Bajas importantes en el Madrid seguras son las de Xabi Alonso, motor de este equipo y la de Varane que tan bien acabó el año pasado, además de algunos tocados como Marcelo.
Los partidos disputados en Liga de momento son una losa, ni en Granada ni en Villarreal ni ante el Betis se vió al Madrid que el aficionado espera, y solo ante un Bilbao que vino con los brazos bajados se pudo ganar con comodidad.

El Galatasary le puso las cosas complicadas al Madrid la temporada pasada, y es un equipo extraño en el que se conjuntan jugadores muy expertos como Muslera, Drogba, Sneijder, Altintop, Riera, Eboué, con lo mejorcito del fútbol turco, y digo que es un equipo extraño porque sufre demasiados cambios con asiduidad que impiden que el equipo tenga la continuidad que posibilita un buen rendimiento.
Las cuotas para el encuentro están así:

Galatasaray 6.50
Empate 4.20
Real Madrid 1.62

Ahora mismo la apuesta que realmente más nos agrada es el Real Madrid -1 @ 2,10, stake 5/10. No es Turquía un sitio fácil donde jugar nunca, y los turcos ya exigieron al Madrid en la pasada eliminatoria de Champions pero el potencial blanco es tan superior que la lógica dicta que el Madrid pese a su irregularidad debe ser más favorito, así que vamos con ese handicap largo fuera de casa buscando el value que creemos se encuentra en él.