En defensa regresa Pepe, recuperado justo a tiempo de la lesión de tobillo que le hizo empezar el 2013 en el quirófano. Anda corto de ritmo y es un argumento que, unido al buen rendimiento de Rafael Varane, hacen que el francés sea favorito a la titularidad. La experiencia de Pepe despierta la duda en Mourinho.

Gana fuerza la presencia en defensa de Michael Essien. Sería de lateral derecho y desplazaría a Álvaro Arbeloa al izquierdo y a Fabio Coentrao al banquillo. La fuerza ofensiva del United, con Wayne Rooney y Van Persie en gran momento, inquietan a ‘Mou’.

De centro del campo hacia adelante todo está claro. Xabi Alonso regresa para tomar la batuta escoltado por Sami Khedira. Ángel Di María y Mesut Özil fabricarán el fútbol ofensivo que tendrán que rematar Cristiano Ronaldo y Karim Benzema. Todas las cartas sobre la mesa en busca de un triunfo que encarrile la eliminatoria antes de una esperada batalla en Old Trafford.

Mientras, el Manchester United también afronta una prueba de fuego en el Bernabéu, la primera de una temporada en la que va lanzado hacia el título de la liga inglesa y se ha conjurado para volver a conquistar Europa.

El conjunto del veterano Alex Ferguson, que ha gobernado el vestuario de Old Trafford con mano de hierro durante las últimas 26 temporadas, superó con placidez una fase de grupos en la que no se encontró con rivales de entidad, pero se ha topado en la primera eliminatoria con un equipo al que, según afirmó el técnico escocés, querría haber evitado al menos hasta la final.