Si bien varios europeos ya hicieron las valijas, otros todavía sueñan con levantar la copa en tierras sudamericanas; Bélgica es uno de esos y no la tendrá nada fácil ante una Argentina que está dejando la vida en busca de la tercera estrella.

La celeste y blanca viene de dejar en el camino a una dura Suiza luego de una victoria por 1-0 en el alargue. El partido parecía encaminarse a los penales hasta que en el minuto 117, luego de una gran maniobra individual de Lionel Messi, Ángel Di Maria logro sellar el gol y devolverle el aire al equipo sudamericano. De esta manera y luego de haber tenido una gran cantidad de ocasiones de gol que transformó al arquero suizo en figura, argentina se aseguró nuevamente su pase a cuartos de final.

Argentina llega por tercera vez en los últimos cuatro mundiales a esta instancia y parece ser el karma de los últimos años, ya que la última vez que logró avanzar a una semi final fue en 1990, donde luego cayó en la final ante Alemania.

El conjunto dirigido por Alejandro Sabella aún no pudo sacarle mas de un gol de diferencia a sus rivales en este Mundial, aun así con cuatro victorias consecutivas buscara una más que le permita acercarse a la gran final en el Maracaná.

Siete goles a favor y tres en contra son los números que permitieron a los argentinos quedar entre los ocho mejores. Con un Lionel Messi encendido como siempre y con un cambio obligatorio debido a la suspensión de su defensor, Marcos Rojo, el técnico local aun busca definir quienes serán los once en salir a la cancha.

Argentina y Bélgica se vieron las caras en cuatro oportunidades, dos en Mundiales, con una victoria por lado: 1986 donde Argentina gano 2-0  en semifinales y luego fue campeón, y 0-1 en 1982. Los otros dos encuentros también fueron triunfos albicelestes.

Bélgica, casualmente, es otro de los países que llevan un puntaje ideal en primera ronda y tampoco pudieron sacar más de un gol de diferencia a sus rivales. Luego de tres victorias en la fase de grupos por 1-0 en dos encuentros, y 2-1 en su debut frente a Argelia los rojos se llevaron el primer puesto y enfrentaron a Estados Unidos en octavos de final.

El partido frente EEUU fue aun mas parejo ya que no se sacaron ventaja en los 90 minutos y también debieron jugar un alargue donde el conjunto belga se llevo el encuentro con un ajustado 2 a 1. Sin lugar a duda los europeos fueron claros victoriosos ya que el arquero norteamericano fue otra de las grandes figuras del encuentro.

En todos los encuentros, los diablos rojos, debieron esperar hasta después del minuto 70 para convertir un gol.

Los europeos llegaron a este Mundial como un equipo revelación aunque todavía no demostraron todo lo que pueden dar, con figuras como Hazard, Courtois y Fellaini intentaran dar el gran golpe e igualar su mejor posición en una Copa del Mundo como lo fue en 1986 donde termino cuarto.

Las apuestas muestran como favorito a Argentina pagando 2.20 por una victoria en Brasilia mientras que si el triunfo es belga la ganancia será de 3.40.

 

Análisis suministrado por Santiago Squassi.