En concreto, este viernes a las 18:00 (hora española) se juega el Francia – Alemania, una cita trepidante que además nos retrotraerá a los años ochenta, cuando ambos países se las vieron en más de una ocasión en una cita de esta magnitud.

En efecto, durante aquella década tanto Francia como Alemania se vieron las caras en un par de ocasiones, en las que Alemania salió vencedora, si bien no le sirvió para alzarse con ningún título. Ahora, en 2014, los alemanes llegan muy crecidos y con ganas de levantar la Copa, pero delante tendrán a un conjunto galo que poco a poco se ha ido consolidando como uno de los favoritos de esta gran cita en Brasil.

La estadística de décadas pasadas da cierta ventaja moral a los alemanes, pero en las casas de apuestas deportivas las cotizaciones están muy igualadas, de modo que Alemania, por sus números actuales, solo es ligeramente favorita para llegar a semifinales.

El equipo de Löw tiene en contra el estado físico de su plantilla. En los últimos días, siete jugadores han atravesado procesos gripales que si bien no son graves sí que han arrojado algunas sombras sobre las posibilidades del conjunto germano. Ya en los octavos no pudo jugar Mats Hummels, y al margen de los resfriados, Shkodran Mustafi sufrió un desgarro que lo ha apartado ya para lo que queda del Mundial, y Lukas Podolski también estaba tocado y con problemas musculares.

El equipo francés está más entero, aparentemente, dado que en las noticias tampoco se han hecho demasiado eco del estado de forma de la plantilla. Lo que sí sabemos es que Varane sufrió deshidratación durante el partido de octavos de final, por lo que es duda su estado físico de cara al partido de cuartos.

Sobre la estrategia alemana para encarar al peligroso conjunto francés, sabemos o presumimos que Lahm regresará a la defensa, mientras que Khedira, Kroos y Schweinsteiger serán los hombres de referencia en el medio campo.

En Bet365, así están las cuotas para el 1X2 (tiempo reglamentario):

                      3,00 (Francia) – 3,25 (empate) – 2,60 (Alemania)

Sin embargo, las cotizaciones están mejor definidas a favor de los alemanes en el mercado de “Quién clasificará”; en este caso, el pase a semifinales de Alemania se paga a 1,70 euros por euro apostado, y el de Francia a 2,25 euros.

En el mercado a número de goles, el over 2,5 (tres goles o más) está a 2,35 euros por euro apostado, mientras que el under 2,5 (dos goles o menos en total) está a 1,57 euros por euro apostado. Es obvio que para esta cita se espera un resultado muy ajustado y con pocos goles.

En todo caso, se antoja un choque muy igualado que bien podría decidirse en la prórroga, si bien este es un pronóstico arriesgado que ahora mismo se está pagando a 7,00 euros por euro apostado. Que el partido se decidirá en los penaltis se paga a una cantidad inferior, 5,50 euros por euro apostado.

Lo que está claro es que es uno de los partidos de cuartos que mayor expectación ha creado por el potencial de ambos conjuntos europeos. Veremos si las previsiones se confirman.


Análisis suministrado por Javier Vivancos