Autoridades de la casa de apuestas Betfair, han interpuesto una demanda en contra del Ministerio de Justicia holandés, acusándolo de haber bloqueado los pagos en «un acto desesperado» de proteger la posición de De Lotto, la firma de juegos de azar estatal.
El origen de todo esto fue que el pasado mes de febrero, la procuraduría de ese país envío una carta a los bancos holandeses ordenándoles a no procesar los pagos de los residentes holandeses que deseasen realizar apuestas a través de sitios web de juegos de azar.

Según alegan los representantes legales de Betfair, a esta firma no se le puede impedir llevar a cabo operaciones en Holanda, ya que esta es un operador con una licencia europea.

Asimismo Charlie McCreevy, comisario de los mercados interiores de Europa, también ha criticado el proteccionismo de los Países Bajos a la hora de tratar las empresas extranjeras de juego por Internet.

“Nosotros creemos que los holandeses están contraviniendo directamente las normas del mercado interior e investigaremos la cuestión. El Estado ha adoptado un enfoque muy proteccionista sobre todas las formas de juegos de azar”, expresó McCreevy.