Los sitios dedicados a las apuestas deportivas online ofrecen una buena cantidad de ventajas que brindar a sus clientes, y los bonos no son la menos importante.

 

Normalmente, ofrecen bonos de bienvenida al registrarnos como nuevos clientes, bonos de depósito, bonos móviles, bonos de casino online y apuestas gratuitas.

De forma habitual, los veremos promocionados como “Deposite 100€ ahora y consiga otros 100€ gratis”. O también “Haga un depósito hoy y disfrute del 50€ en bonos”.

Suena bien, ¿no? Los nuevos apostantes aceptan esta clase de ofertas sin hacerse ninguna pregunta. Pero la verdad es que nadie regala dinero, y deberíamos ponernos en guardia cuando algo nos suene demasiado bonito como para ser cierto.

Leer también: Tipos de bonos para las apuestas deportivas

Esto no quiere decir que dichas ofertas no sean reales o que no debamos aceptarlas, pero es necesario leer antes la letra pequeña para asegurarnos de lo que estamos haciendo antes de firmar.

Ejemplos de ofertas de bonos de varias casas de apuestas en línea

Ejemplos de ofertas de bonos de varias casas de apuestas

Generalmente será posible utilizar el bono de nuestro depósito para cualquier tipo de apuesta, pero algunos sitios ponen restricciones en este caso. Debemos entender, y esto es muy importante, que los bonos están sujetos a requerimientos de rollover o turnover (cantidad que hemos depositado en nuestra cuenta y con la que contamos para jugar).

Bono de apuestas de Bienvenida de 100 Euros para nuevos usuarios

 

Básicamente significa que nuestro bono no es realmente “nuestro” cuando lo recibimos; se trata de una especie de préstamo, dinero que podemos apostar pero no retirar. Esta situación permanecerá así hasta que cumplamos los requerimientos de rollover, y será a partir de ese momento cuando el dinero del bono pasará a ser completamente de nuestra propiedad y podamos retirarlo junto con el resto de nuestro dinero.

Por ejemplo, digamos que una casa de apuestas online ofrece un bono de 50€ para un depósito de 100€. Eso significa que disponemos de 150€ para apostar. Digamos que los requerimientos de rollover son 5x.

Esto significa que tendremos que arriesgar cinco veces la cantidad a nuestra disposición (o rollover), compuesta de nuestro depósito más la cantidad de bono. En nuestro ejemplo, deberíamos jugar cinco veces 150€, dividido en el número de apuestas que consideremos oportuno, pero eso sí, deberemos apostar un total de 750€.

Leer también: Qué es el rollover en los Bonos de apuestas online

Esta clase de requerimientos podrían no ser tan exigentes como en principio pudiera parecer. Aunque de entrada llegue a sonar desalentador, consideremos por ejemplo que los requerimientos de los operadores de opciones binarias -básicamente otra clase de juego online-, se sitúan en torno a 30-40x, lo que indica que, posiblemente, los requerimientos de rollover para apuestas deportivas no sean tan exigentes.

A continuación, presentamos una serie de consejos adicionales relativos al uso de bonos a la hora de confeccionar nuestras apuestas:

  • Recuerda que el bono no es realmente tuyo hasta que cumplas las condiciones de rollover.
  • Si haces una retirada antes de cumplirlas, no podrás retirar el dinero correspondiente al bono.
  • Y dependiendo de los términos del servicio, puede que incluso tengas que renunciar a retirar el dinero conseguido al apostar con el dinero del bono.
  • Si pierdes el dinero del bono al realizar tus apuestas y después intentas hacer una retirada, la cantidad del mismo será deducida de la cantidad a retirar, a menos que cumplas los requerimientos de rollover.
  • En otras palabras, es posible perder el dinero del bono, lo que significa que dicho dinero puede llegar a ser tuyo tanto en un sentido positivo como negativo.
  • Desde este punto de vista, podemos decir que estamos utilizando apalancamiento, lo que significa que los bonos pueden ayudarte a hacer crecer rápidamente tu cuenta, pero también pueden ayudarte a desinflarla con la misma rapidez.

Cierta clase de apostantes disfrutan de los bonos porque dicen que añaden emoción al juego; otros, sin embargo, no disfrutan de tales emociones y opinan que los bonos dificultan sus planes de gestión del dinero.

Lee con atención todos los términos y condiciones relativas a los bonos antes de aceptarlos, y hazlo finalmente bajo tu propia responsabilidad.