Autoridades francesas anunciaron la apertura parcial del mercado de las apuestas deportivas online ante la amenaza de sanciones de la Comisión Europea por el monopolio que ejercen las firmas Française des Jeux y PMU.
Aunque se había planteado que se abriría este negocio de manera global en todo el territorio galo, el ministro francés Eric Woerth, expresó que esto sólo afectará a las apuestas en la red y no a las loterías ni a las apuestas que se comercializan en locales físicos.

Se espera que a principios de 2009, se creé una institución reguladora que se encargará de definir las condiciones para otorgar las autorizaciones a los operadores que se presenten a las licitaciones para cada segmento de juego.

Mientras que para las otras modalidades de apuestas deportivas, se conformará un consejo integrado por las distintas organizaciones deportivas, federaciones y ligas. Asimismo habrá negociaciones previas con los operadores de juegos de casino, poker y blackjack.

Por último el estado francés, diseñara mecanismos con los fines de evitar al máximo los casos de ludopatía y garantizar el juego limpio en las pruebas deportivas, debido a que las jugadas online son altamente potenciales para manipulaciones financieras y de abusos.