Los intercambios de apuestas como los realizados por la casa Betfair, enfrentan una posible prohibición en Francia, todo esto ocurre bajo el contexto de las nuevas negociaciones de la liberalización de los juegos de azar por la Asamblea Nacional francesa.
La votación se realizó hoy por la Cámara de Representantes de Francia, donde se aprobó también una nueva normativa donde los operadores con licencia tendrían que pagar el 2 por ciento de sus ingresos, fondos que se utilizarán para combatir la corrupción en el deporte.

Asimismo, los operadores estarían obligados a negociar licencias por separado con cada deporte con los que desean ofrecer apuestas.

Si estas medidas tiene éxito, podrían aplicarse en otras naciones como el Reino Unido, donde las empresas deportivas están presionando por una decisión similar.

En caso de que el proyecto de ley continúe su avance, será puesto ante el Senado francés a finales de este mes para una votación final.