Apuestas en encuentros con dos resultados posibles. Sólo uno es el correcto.

Esta apuesta funciona con deportes como el baloncesto o el tenis donde no existe el empate.

Además, hay numerosas apuestas especiales que funcionan siguiendo este principio.

Ejemplo:

  • Federer contra Nadal. ¿Quién gana?