Las firmas de apuestas han puesto en la mira las nuevas tecnologías de telefonía móvil con el fin de llevar sus productos a una mayor cantidad de usuarios por todo el planeta.
Según pronósticos de analistas del sector, desde hace cinco años existe una tendencia hacia el fortalecimiento de este mercado, que sin dudas en su momento registrarían altas tasas rentabilidad.

A pesar de ello, y de la gran popularidad ha representado la navegación por Internet a través de los teléfonos celulares para los portales sociales tales como Facebook, las apuestas no han tenido la misma repercusión.

Sin embargo en la “Quinta Cumbre Anual del Juego por Móviles”, celebrada en la ciudad de Londres la semana pasada, ejecutivos del negocio de los juegos de azar manifestaron el mismo optimismo sobre el crecimiento en el futuro.
“En los 12 últimos meses, nuestros clientes han ingresado más de 100 millones de libras en concepto de apuestas por artefactos móviles, lo cual indica que el mercado se está desarrollando muy rápidamente”, expresó Charles Palmer, cofundador de Mfuse, un fabricante de ciberprogramas de juegos por teléfonos móviles, centrado en las apuestas deportivas.

Expertos consideran hasta hace poco la calidad de los móviles y la velocidad de la interactividad restaban atractivo a la experiencia del que apostara por un celular, pero que lanzamientos como el iPhone de Apple podrían cambiar todo eso.