Para los recién llegados al mundo de las apuestas deportivas, la opción “money line” (apuestas en linea) puede parecer un poco agresiva, pero una vez conocidos sus secretos, llegará a resultar tan sencilla, si no más, que la opción “point spread” (diferencial por puntos). Mientras que esta última opción se refiere a qué equipo ganará el encuentro y por cuánta diferencia de puntos, en money line basta con averiguar el vencedor.

La mejor manera de explicar en qué consiste money line es mostrando un ejemplo, así que plantearemos aquí un hipotético partido de béisbol entre los Cubs y los Dodgers. Al dirigirse a la tabla de probabilidades del encuentro, el apostante se encontrará con algo parecido a lo siguiente:

  • Chicago Cubs +120
  • Los Angeles Dodgers -130

En nuestro ejemplo, los Dodgers son el equipo favorito, lo que se refleja en el signo “-” escrito justo antes del “130”, mientras que los Cubs aparecen como perdedores, lo que se señala con un signo “+” antes del “120”.

El significado de estos signos es el siguiente: aquellos que deseen apostar por los Dodgers deberán arriesgar 130€ para ganar 100€, mientras que aquellos que prefieran apostar por la “víctima”, los Cubs, deberán arriesgar 100€ para ganar 120€.

Es importante hacer notar que aunque la tabla muestra las apuestas en bloques de 100€, no es necesario que el apostante se juegue dicha cantidad. Puede apostar cantidades menores, como 5€ o 10€; también puede apostar 100€ o cantidades superiores.

Entendiendo el moneyline

Cuándo se utiliza Money Line

Money Line suele ser utilizado en aquellos partidos en los que point spread (diferencial de puntos) es irrelevante, como es el caso del boxeo, el tenis o las carreras de automóviles. También se utiliza para apuestas de béisbol, hockey o fútbol, deportes en los que los márgenes de victoria son tan estrechos que es prácticamente imposible emitir un point spread para dichos partidos.

La diferencia en las apuestas aumenta a medida que uno de los dos equipos va destacándose sobre el otro. Por ejemplo, si los Yankees hubieran jugado contra los Devil Rays, podríamos haber visto apuestas del siguiente tipo:

  • Tampa Bay Devil Rays +190
  • New York Yankees -220

En tal caso, un apostante inclinado por los Yankees, debería haber arriesgado 220€ para ganar 100€, mientras que aquellos que se hubieran decantado por los Tampa Bay, tendrían que apostar 100€ para ganar 190€.

La diferencia en la valoración de ambos conjuntos seguiría aumentando a medida que se incrementa la disparidad entre el favorito y su víctima. En un combate de boxeo, no sería raro ver apuestas del tipo:

  • Joe Louis -700
  • Ray Leonard +550

En este ejemplo, aquellos que apostaron por Joe Louis arriesgaban 700€ para ganar 100€, mientras que los que apoyaban a Ray Leonard arriesgaban 100€ para ganar 550€.

La razón por la que hay tantas diferencias en las posibilidades concedidas a cada contendiente, se basa en que las casas de apuestas normalmente solo ganan dinero cuando vence aquel que teóricamente tiene menos probabilidades.

En point spread, el corredor de apuestas espera obtener una cantidad de dinero similar en ambos lados de la apuesta, lo cual le garantiza un beneficio.

En el caso de money line, el corredor percibe que hay más gente apostando de un lado que del otro, y a lo único que puede aspirar es a obtener suficiente dinero del lado de la posible víctima para cubrir las más que posibles pérdidas que tendrá por el lado del favorito.

Usando el combate Louis-Leonard como ejemplo, los corredores saben de antemano que la mayoría de los apostantes se decantarán por Louis, ya que sus posibilidades de victoria son mucho mayores que las de Leonard.

Si la cantidad total apostada por Louis fuera de 14.000€, los corredores deberían esperar, al menos, recoger apuestas por Leonard de 2.000€. De esta forma, mientras el dinero apostado en ambos boxeadores sea tan diferente, los corredores aspiran a tener cubiertas las apuestas del favorito.

Siguiendo con el ejemplo, si Louis hubiera ganado, como era de esperar, el corredor de apuestas tomará los 2.000€ de los que apostaron por Leonard para pagar a los ganadores, mientras que si Leonard hubiera resultado vencedor de la pelea, el corredor utilizará 11.000€ de los 14.000€ apostados por Louis para pagar a los que apostaron por Leonard y se embolsará los 3.000€ restantes como beneficio.

Otros usos de Money Line

Esta opción es ofrecida, generalmente, en todos los eventos deportivos, incluso en aquéllos en que se utiliza point spread habitualmente, como fútbol americano o baloncesto. Mientras estudia las posibilidades del diferencial de puntos en point spread, el apostante siempre puede decidirse por una apuesta simple en money line.