Introducción 

Es mucho lo que se habla sobre las apuestas en línea. Detalles tan importantes, como funcionan y qué elementos pueden hacerte ganar o perder tu dinero. Quiere decir que, para poder realizar una apuesta online exitosa debes conocer los conceptos básicos del juego o el deporte de tu interés, desde las cuotas hasta los tipos de apuestas que existen.

Comenzando con lo más sencillo, la cuota. La cuota es en esencia uno de los conceptos más importantes dentro del mundo de las apuestas deportivas. Existen muchos tipos de cuotas, entre las más usadas tenemos las cuotas americanas

¿Qué es una cuota de apuestas? 

En términos simples. Una cuota es el indicador de carácter numérico que refleja el valor de nuestras apuestas, se trata nada más y nada menos que de un número que va a reflejar nuestra ganancia dentro de la apuesta. 

En general, cuando queremos hacer nuestros pronósticos, debes comprender que todas las apuestas tienen una cuota asociada y que gracias a ese valor numérico de esa cuota es que puedes apostar y saber cuánto vas a ganar si aciertas. 

Por supuesto, lo ideal es conseguir este mismo valor de ganancia al momento de acertar nuestro pronóstico. Lo segundo, es necesario entender que existen distintos tipos de cuotas. Estas pueden variar según el lugar donde se haga la apuesta deportiva, la disciplina deportiva y las condiciones del mismo. Es así como la cuota puede ser totalmente diferente. 

Los tres tipos más comunes de cuotas son la cuota decimal, la cuota fraccionada y la cuota americana. Cada una está desarrollada para satisfacer tus necesidades como apostador y brindarte una excelente experiencia de juego.

¿Qué es la cuota americana? 

Este es considerado uno de los sistemas de cuotas más complicados según sus usuarios. Sin embargo, al mismo tiempo nos brinda una visión mucho más amplia sobre el margen de ganancia. Esto debido a que expresa sus cifras a través de valores numéricos positivos o valores numéricos negativos. 

Se le conoce como cuota americana ya que es utilizada principalmente en Estados Unidos en especial en casas de apuestas online. Entonces, las cifras positivas muestran el beneficio correspondiente a cien unidades, mientras que las cifras negativas hacen referencia a cuánto deberás invertir para conseguir algún beneficio en base a cada cien unidades. 

¿Cómo se Calcula el Beneficio de las Cuotas Americanas? 

La forma más práctica y sencilla de calcular los beneficios de esta cuota implica dividir la cantidad apostada por la cuota entre cien. Veamos un ejemplo:  

Durante un partido de la NBA, los Lakers ofrecen una cuota 100 y los Celtics de      

-80. En un escenario donde apuestas 10 euros sucedería que: 

– Gana Lakers: 10 x 100 / 100 = 10 euros de beneficio.

– Gana Celtics: 10 x 80 / 100 = 8 euros de beneficio.

Lo anterior se traduce en que de ganar los Lakers recibirías 10 euros de beneficio por tu apuesta, mientras que de ganar los Celtics solo recibirías 8 euros de beneficio con respecto a lo apostado

¿Cómo se calculan las ganancias en una cuota de expresión negativa? 

En detalle, supongamos que inviertes 50 euros en un equipo X que tiene de cuota 

-250. Tomando en cuenta que las ganancias para cifras en negativo se calculan multiplicando el monto de la apuesta por 100 entre la cuota. 

Esto se representaría en la siguiente fórmula: 

50 X 100 / 250 = 20. Entonces, tu ganancia sería de 20 euros en relación al monto de lo que apostaste. 

¿Cómo se calculan las ganancias en una cuota de expresión positiva? 

Veámoslo desde la perspectiva de una cifra numérica positiva. Supongamos que inviertes 50 euros en un equipo X que tiene de cuota 800. Para calcular las ganancias para cifras en positivo debes multiplicar el monto de la apuesta por la cuota entre 100.

La representación quedaría expresada por la siguiente fórmula: 

50 X 800 / 100 = 400. En detalle, la ganancia de tu apuesta sería de 400 euros con relación al monto de tu apuesta.

¿Quién decide las cuotas?

Las cuotas son establecidas por los corredores o bookies. Pero ojo, no es al azar, están sustentadas principalmente en la probabilidad que gestionan las distintas casas de apuesta.

Pero además de esta base de soporte sobre la ley de probabilidades, también se consideran estadísticas sobre distintos factores asociados a historiales e información detallada de equipos, jugadores y competiciones.

Cada cuota resulta de la gestión de información que realiza cada casa de apuestas. Las cuales son entregadas a los participantes durante el evento de apuestas deportivas. Estamos hablando de que pueden ser tanto para casas de apuestas presenciales o bien a través de apuestas por internet. 

Entonces, cuando en un equipo se evidencia una mayor probabilidad de victoria frente a otro, la cuota será mucho más baja. Mientras que, cuando un equipo cuenta con menor probabilidad de victoria su cuota será mucho más alta.

Es por esto que al monitorear varias casas de apuestas puedes observar que las cuotas pueden mantener ciertos promedios. Así que tu objetivo siempre debe ser ubicar cuotas de valor. 

Otro factor que deberás tener en cuenta es que las cuotas también van a ir establecidas en función del país en el que nos encontremos residiendo. Así, es como debes aprender a convivir con cuotas distintas a otros países. 

Para ello existen sistemas de conversión. Adicionalmente cuentas con plataformas de calculadora que te ayudarán en tus conversiones, tales como www.pinnacle.com 

¿Por qué es importante comprender cómo funcionan las cuotas?

Lo primero que debes tener en claro, es que las apuestas se rigen por ciertos parámetros y elementos que mantienen la transparencia de tu juego. Entonces, al momento que desees realizar cualquier tipo de inversión en un pronóstico, estos lineamientos evitan que tu apuesta se vea comprometida. 

Esto no solo implica pérdidas para ti, sino también para las plataformas o ligas de juego. Se trata de una comunidad que sigue a estas ligas a través de sus plataformas. La cuota es una expresión que define tu apuesta. Representa uno de los lineamientos a seguir más importantes dentro de las casas de apuestas.