¿Te causa curiosidad saber cómo funciona el póquer en línea? No te sientas extraño, sabemos bien que no es lo mismo que jugar póquer en vivo.

Cómo jugarel poquer en línea

En el póquer en vivo, entras, eliges una partida entre las múltiples disponibles en una lista, te inscribes y te sientas cuando el torneo este por comenzar, o cuando una silla se desocupe, si el torneo ya comenzó.

Quién es el dueño de la sala de póquer, a quién se le paga y cómo funciona este proceso son aspectos ya conocidos.

Si juegas en salas de póquer o casinos ya establecidos, debes saber que estos establecimientos, para poder funcionar, poseen licencias y están completamente regulados por las autoridades locales.

También podrás encontrar rápidamente sobre la institución con tan solo hablar con el personal o realizando una rápida búsqueda en Google.

Sin embargo, toda esta claridad se pierde cuando se trata de juegos en línea; existen más personas y elementos involucrados en el proceso, por lo que, por ejemplo, no se sabe con certeza a quién pertenece una mano en específico, puesto que todo se hace en línea, detrás de un ordenador, firewalls y servidores.

Aunque el hecho de saber cómo funciona todo esto no debería afectar de forma alguna tu experiencia de juego, es mejor que tengas en cuenta con quien estas tratando, a quién le das los datos de tu tarjeta de crédito, quién regula tu sala de póquer y cómo funcionan los juegos, ¿No te parece?

Cómo comenzar a jugar el Póquer? Inscribirse y hacer un depósito!

Comenzar es bastante sencillo.

Mejores casinos en linea y juegos en casas de apuestas en español

  • En primer lugar, visita el sitio de póquer al que quieres unirte y harás clic en el botón «Únete Ahora».
  • A continuación, pasarás a llenar un formulario en el que se deberás proporcionar información personal como tu nombre, dirección o número de teléfono, todo esto necesario si deseas jugar con dinero real. También tendrás que elegir un nombre de usuario que te identifique, a menos que el sitio no lo requiera (como Bovada).

Eso es todo, y, como dijimos, es bastante simple.

  • Una vez que hagas clic en enviar, debes revisar tu email ya que la mayoría de los sitios de póquer correos de verificación con un enlace en el que tendrá que hacer clic para verificar su identidad.
  • El siguiente paso es también bastante sencillo: realizar un depósito.
  • Todos los sitios de póquer en línea poseen una sección de «fondos» en la que dispondrá de múltiples opciones bancarias para realizar su depósito, variedad que dependerá del sitio web al que te estés uniendo; las tarjetas de crédito/débito y las transferencias bancarias son dos de las opciones más comunes.
  • A partir de aquí el proceso es como comprar en línea: introduce tus datos, la cantidad que quieres depositar y haz clic en «enviar».

Una de los aspectos positivos de jugar en línea son los límites mínimo y máximo para depósitos; muchos sitios te permiten depositar un mínimo de $5 o $10.

Es importante saber que los sitios de póquer normalmente no se encargan de procesar sus pagos ya que delegan esta actividad a compañías externas.

Asimismo, aunque son pocos los sitios que lo hacen, algunos suelen cobrar una tasa al realizar un depósito.

  • La mayoría de los sitios de póquer te ofrecerán un bono de bienvenida al realizar tu primer depósito; los bonos más comunes son efectivo gratis o un bono de bienvenida equivalente a tu primer depósito.
  • Por ejemplo, un bono equivalente al 100% de los depósitos hasta $600 significa que por cada dólar que deposites, el sitio de póquer le dará otro dólar, hasta un máximo de $600.

Una cosa a la que debes prestar especial atención con respecto a los bonos que recibas son los términos y condiciones de los mismos.

Casi todas las promociones vienen con términos y condiciones en las que te obligan a apostar una cantidad específica de dinero o jugar un número específico de manos antes de poder disfrutar de los beneficios de la bonificación.

Una vez inscrito en el sitio de póquer en línea, es común que sigas recibiendo promociones que podrás disfrutar y aprovechar al jugar con dinero real.

Jugar póquer en línea

El póquer en línea es difícil de seguir debido a la enorme cantidad de opciones disponibles actualmente en el mercado; además, en los sitios de póquer en línea encontrarás más de lo que te puede ofrecer una sala de póquer tradicional.

Los juegos de poker es uno de los más populares y jugados en línea; tanto en torneos como en mesas particulares

La razón para esto es bastante simple: el espacio y las posibilidades de juego que te ofrece un sitio en línea no te la puede ofrecer un casino; la variedad de sitios de póquer en línea es prácticamente infinita.

A continuación, te presentamos una lista de los estilos de juego que puedes jugar en línea:

  • Texas hold’em
  • Omaha
  • Stud
  • H.O.R.S.E
  • Razz
  • Pineapple
  • Juegos mixtos

Asimismo, también podrás jugar cualquiera de las siguientes variaciones:

  • 6 máximo
  • Heads up
  • Turbo
  • Super / hyper turbo
  • Deep stack
  • Bounty / knockouts

Todos estos juegos y variaciones pueden jugarse en los siguientes formatos:

  • Juegos por dinero
  • Torneos
  • Sit and go

Todos estos juegos y variaciones permiten realizar desde apuestas gratis hasta apuestas de más de $2000 por mano o por juego.

Con esto solo estamos apenas arañando la superficie, ya que aparte de los enlistados, existen muchos más juegos y variaciones disponibles en la internet para ti, permitiéndote combinar tus juegos de la manera que más te convenga.

Qué debo saber sobre los juegos de póker online

Las opciones de las que acabes disfrutando también dependerán mucho del sitio que elijas para jugar, por lo que es recomendable que leas las reseñas de los sitios o los visites para saber que pueden ofrecerte y poder así la mejor decisión.

Para jugar al póque en línea debes conocer los principios básicos del póquer, jugadas ganadoras y condiciones propias de la variedad del póquer que se está jugando
Para jugar al póque en línea debes conocer los principios básicos del póquer, jugadas ganadoras y condiciones propias de la variedad del póquer que se está jugando
  • También puedes inscribirte gratis y navegar por la página principal del sitio, los juegos siempre se encuentran claramente identificados en esta página principal, además, también podrás encontrar información sobre la entrada, la hora de inicio de las partidas y cuántos jugadores jugarán por mesa.
  • Al visitar un sitio también podrás hacerte una imagen de lo que gana el sitio con cada partida de póquer; por ejemplo, digamos que te inscribes en un SNG (Sit and Go) de $15 + $1.
  • El $1 es la comisión que sitio cobra por dejarte jugar. En el caso de las partidas con dinero en efectivo, el sitio también especifica cuanto cobrará de comisión, aunque no tan claramente como cuando se trata de un torneo.
  • Al igual que en el póquer tradicional en un casino físico, existen límites en cuanto a las comisiones a cobrar por los sitios de póquer en línea, siendo dichas comisiones todas listadas en alguna sección del sitio web.

Aunque no todo el póquer en línea se juega por dinero real, también puedes jugar en línea de forma gratuita; sólo debes encontrar alguna sección etiquetada «gratis» o «jugar con dinero», siendo esta última una modalidad en la cual se le otorgarán créditos para jugar.

Algunos sitios venden créditos de dinero gratis en caso de que no tengas la paciencia necesaria para jugar y ganarlos.

Con respecto a las partidas, estas son muy diferentes al póquer en vivo, ya que cada mano la reparte un generador de números aleatorios; estos números no son 100% aleatorios, pero gracias a la combinación del algoritmo utilizado y los valores que se colocan en cada carta, es lo suficientemente aleatorio como para que ningún jugador pueda encontrar un patrón del que pueda sacar provecho.

Dependiendo del juego, saldrás de forma diferente. En las partidas por dinero en efectivo normalmente puedes retirarte cuando lo desees. En los torneos, por su parte, puedes retirarte con riesgo a perder el dinero que tienes para apostar (bust).

En cualquiera de los dos formatos también podrás desconectarte, bien sea por una mala conexión a Internet propia o por algún eventual inconveniente de la plataforma del sitio.

Es recomendable leer las reglas del sitio de póquer para saber más acerca de cómo manejan eventos como cancelaciones, retrasos, trampa en el juego, etc.

En la mayoría de los casos, si no en todos, si tienes dinero en la mesa o si has ganado algún dinero, se añadirá a tu saldo inmediatamente al momento de retirarte de la partida.

Recibe tu dinero

Los procesos de cobro o retiro de dinero presentan algunas distinciones básicas pero importantes con respecto a proceso común de depósito.

El póquer a través del internet nos ofrecen juegos tanto con dinero real y también como también de forma gratuita
El póquer a través del internet nos ofrecen juegos tanto con dinero real y también como también de forma gratuita

Generalmente se ponen a disposición menos opciones bancarias, especialmente si te encuentras en México; las opciones más usadas son los cheques y las transferencias bancarias.

  • Los cobros o retiros de dinero en efectivo suelen demorar entre un par de días, unas semanas o en muy pocos casos meses para que el dinero llegue a su cuenta.
  • En cualquier sitio con buena reputación estas transacciones tardan unos pocos días como máximo.
  • Las tasas son más comunes en los retiros de dinero. Creemos que los sitios de póquer tienen menos probabilidades de cubrir tus honorarios ya que estás sacando dinero de su sitio (en lugar de depositar para jugar).
  • Las tarifas por retiro varían desde unos pocos dólares hasta un importe fijo de $30 a $60 por cada operación; en este sentido, las opciones que representan tasas más elevadas son las transferencias bancarias y los cheques.

A veces el sitio le dará un par de retiros gratuitos, a partir de ahí, todos toda transacción de retiro costará algo.

La mejor manera de saber más en detalle sobre las tarifas a ser cobradas es leer las reseñas y revisar las secciones de depósitos y retiros de su sitio de póquer en línea para saber con detalle a qué atenerse.